Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Así llegará la disrupción el año que viene

  • Estrategias digitales

inteligencia artificial IA

Los expertos de NTT han identificado tendencias clave para los próximos doce meses, así como las tecnologías disruptivas que podemos esperar en el futuro y las medidas que las empresas pueden adoptar en 2020 para aprovecharlas al máximo.

NTT ha reunido en el informe Future Disrupted: 2020 las predicciones hechas por sus expertos para el próximo año, basándose en las tendencias que, por su criticidad, las organizaciones necesitan conocer y adoptar seguir siendo competitivas en el futuro. Su informe sugiere que los próximos meses serán importantes porque, en 2020, “veremos por fin cómo se aúnan todas las tecnologías punteras de la última década para crear entornos completamente conectados que puedan funcionar de manera autónoma con el fin de construir empresas, espacios de trabajo y ciudades más inteligentes, sin renunciar por ello a la seguridad”.

Según sus expertos, los datos, la inteligencia artificial y la seguridad desde el diseño ocuparán el centro de este movimiento, permitiendo que los dispositivos hablen entre sí y actúen a partir de esta información sin intervención humana. Las ciudades inteligentes e IoT se convertirán en la tendencia a medida que mejoran la productividad, el crecimiento y la innovación en regiones enteras.

Araceli Pedraza, country manager de la compañía en nuestro país, señala que «en España, hemos estado hablando de la nube, los datos, la IA y la seguridad desde hace años. Solemos tratar estas tecnologías como si funcionaran de forma diferente, pero en 2020 veremos que eso cambia. En los próximos doce meses, las empresas españolas valorarán soluciones completas e integradas, beneficiándose al mismo tiempo de soluciones que permitan que sus entornos estén totalmente conectados y tengan un impacto significativo en el mundo en el que vivimos”.

Tras este análisis, que apuesta por la mezcla de tecnologías, la firma pone algunos ejemplos ilustrativos. Por ejemplo, habla de espacios ‘figitales’ receptivos e inmersivos, para explicar que “el mundo físico se confunde con el digital, abarca cualquier espacio físico (una sala de reuniones, una oficina, una tienda o un palco VIP en un estadio) y conecta una serie limitada de tecnologías para convertirse en un entorno virtual que puede crear una diversidad de experiencias”.

También explica que ahora que la inteligencia artificial ha evolucionado, podemos pasar de ser meramente transaccionales a tener un compromiso más relacional con los clientes, aplicar normas que aporten empatía a la interacción y establecer la confianza con el cliente.

En su informe también dice que los edificios utilizarán IoT para que sus residentes se sientan más cómodos (ajustando automáticamente la temperatura al número de personas que viven en ellos o iluminándose según la hora del día), al mismo tiempo que se vuelven más sostenibles.

Destacable es también el concepto de “carteras de datos”, consistentes en poner los datos en manos de la persona que los posee para que pueda usarlos con total seguridad. Nadie puede acceder a estos datos sin el establecimiento de permisos determinados y, si el usuario se siente amenazado, pueden bloquearse.