Tres de cada cuatro empresas creen que sus ingresos bajarán si no se transforman

  • Estrategias digitales

ejecutivo

Las empresas se sienten presionadas para transformarse digitalmente. El 75% cree que, si no acometen ese proceso, sufrirán un impacto negativo en sus ingresos el próximo año. La digitalización es ya una obligación estratégica para las organizaciones de todo el mundo.

Recomendados: 

Informe IT Trends: 2020, el año de la consolidación digital Leer

Ciberseguridad en 2020, ¿qué podemos esperar? Registro

Tendencias TI 2020, visionando el futuro. Webinar ondemand.

La transformación digital es una obligación estratégica para las compañías de todo el mundo, según una encuesta global de MuleSoft entre compañías de más de mil empleados. Lo cierto es que casi todas (92%) están llevando a cabo iniciativas o planeando hacerlo en el próximo año, aunque perciben importantes desafíos de integración. Así lo reconocen el 85% de las organizaciones, y esto retrasa los procesos y tiene un impacto negativo en sus ingresos, la velocidad de respuesta al mercado y las experiencias que ofrecen a los clientes.

De hecho, tres de cada cuatro esperan una disminución de los ingresos si no lo hacen en el próximo año. Además, reconocen que luchan por superar un obstáculo común: de las casi 900 aplicaciones que utilizan de media, sólo el 28% están integradas, lo que impide una visión única del cliente. Como resultado, más de la mitad de los negocios no pueden proporcionar experiencias conectadas a sus clientes.

Innovar con menos recursos
Los modelos operativos tradicionales de la tecnología no funcionan y las organizaciones se ven obligadas a encontrar nuevas formas de acelerar la entrega de proyectos y de reutilizar las integraciones.

Al menos la mitad de los encuestados asegura que sus presupuestos de TI aumentarán algo menos de un 10% este año, a pesar de que la carga de trabajo se ha disparado en un 40% (en comparación con el 32% del año pasado). Sin embargo, el 82% de las empresas ahora responsabilizan a sus equipos de TI del éxito de las experiencias conectadas de los clientes.

El panorama no es muy halagüeño, ya que casi el 60% de los encuestados reconocen no pudieron cumplir con todos sus proyectos el año pasado, generando un atraso para este ejercicio, y los equipos de TI se enfrentan al reto de mantener la empresa a flote mientras se busca la innovación, y no es fácil. En este sentido, casi dos tercios (64%) de los responsables de toma de decisiones de tecnología tienen dificultades para introducir nuevas tecnologías debido a sus infraestructuras informáticas.

Y, además, parece un círculo vicioso ya que las inversiones en nuevas tecnologías sólo aumentan la necesidad de integración. Según el informe, las cuatro principales prioridades a la hora de invertir en TI para el año 2020 son la seguridad (53%), Big Data y analítica (48%), la estrategia multicloud (41%) y el machine learning (41%), lo cual requerirá una profunda integración con los sistemas existentes.