Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Inditex invertirá 2.700 millones a su viaje hacia un futuro mucho más digital

  • Estrategias digitales

Inditex - digitalizacion

Con cerca del 90% de las tiendas cerradas durante la pandemia, Inditex ha sufrido una caída de las ventas de solo el 44%, lo que muestra la relevancia que ha tenido el canal online. La multinacional gallega es consciente de ello, y su presidente, Pablo Isla, ha presentado un plan para los próximos dos años que anticipa lo que será Inditex en el futuro, y su base es la aplicación de su estrategia de transformación digital.

 

Recomendados: 

WEBINAR >> Vídeo colaboración y reuniones virtuales para una comunicación efectiva Registro 

WEBINAR >> Automatización Inteligente de Procesos para asegurar la continuidad del negocio Registro

Inditex ha tenido un papel muy activo durante la crisis sanitaria y ha sido noticia en más ocasiones de las que seguro le gustaría a su creador, Amancio Ortega, que siempre se ha caracterizado por su discreción. Sin embargo, hechos como el esfuerzo de no incluir a su plantilla en los ERTEs, la donación millonaria que ha realizado y, sobre todo, el papel que ha tenido la cadena de suministro y logística de la multinacional, muy afianzada en China, han impedido que esta vez sus acciones hayan pasado desapercibidas.

¿Significa esto que Inditex no haya sufrido los efectos económicos del coronavirus? Ni mucho menos.

El resultado de explotación y su beneficio neto han acabado en negativo, pero sus ventas en el primer trimestre (entre el 1 de febrero y el 30 de abril) han caído un 44% respecto al mismo periodo de 2019, situándose en algo más de 3.300 millones de euros. ¿Podía haber sido más si tenemos en cuenta que el 88% de su parque de tiendas estuvo cerrado por la emergencia sanitaria global? Sí, hubiese sido así si las ventas online no hubiesen salido al rescate, con un crecimiento del 50% (y para ponerlo en valor, un aumento del 95% en abril en comparación con el año anterior).

Por supuesto, hay más factores que han impedido que el impacto haya sido más negativo, como la flexibilidad y la capacidad de reacción del modelo de negocio de la compañía para ajustarse a la demanda, pero el alto grado de digitalización del grupo textil ha sido esencial.

Más transformación digital
Pablo Isla ha presentado un plan para los próximos dos años que anticipa lo que será Inditex en el futuro, que se plasmará en una inversión 1.000 millones para impulso de la actividad online y otros 1.700 para la correspondiente actualización de la plataforma integrada de tiendas, con la incorporación de herramientas tecnológicamente avanzadas.

En palabras de presidente de la compañía, este plan “supone culminar el proyecto cuyas bases se han ido sentando progresivamente con importantes inversiones desde 2012, que va a transformar significativamente el perfil de la compañía. El objetivo de aquí a 2022 es adelantar la implantación total de nuestro concepto de tienda integrada, cuyo futuro estará vinculado al servicio permanente al cliente allá donde se encuentre, en cualquier dispositivo, y en todo momento”.

Dentro del plan destaca especialmente el proyecto Inditex Open Platform (IOP), la creación de la base tecnológica propia sobre la que funcionan todas las operaciones digitales de la compañía y que se ha ideado para adaptarse minuciosamente a todas ellas con la calidad, precisión e inmediatez que necesita el modelo de negocio de la compañía.

Partiendo del comercio electrónico, se incorpora a todos los procesos vinculados, como inventarios, compras, distribución o pedidos, lo que añade flexibilidad y, de forma muy importante, escalabilidad. Este aspecto es esencial para mantener la excelencia de servicio en momentos de tráfico elevado, como ocurre en época de rebajas, y es clave para el incremento previsto de las ventas online.

La plataforma, que comenzó a definirse en 2018, ha ido confirmando su eficacia en diferentes fases, ya está activa en un 60%, y durante el plan 2020-2022 culminará su implantación. Se trata de una de las herramientas tecnológicas más avanzadas del mundo en su campo y tiene como ventaja la posibilidad de segmentar a través de microservicios las necesidades concretas de cada área sin necesidad de modificar el conjunto.

Online, más del 25% de las ventas
El plan prevé que las ventas por internet alcanzarán más del 25% del total en 2022, desde el 14% de 2019, con una red de tiendas integrada más ágil y sostenible, que incorporará nuevas herramientas tecnológicas, con una superficie media por tienda más grande, mayores niveles de rentabilidad, y que crecerá entre un 4% y un 6% en tiendas comparables.

Cada una de las tiendas actuará como una pequeña plataforma de distribución de moda desde los lugares comerciales más estratégicos de las principales ciudades de todo el mundo, una red capilar global de distribución integrada con online para atender los nuevos hábitos de compra.

Para ello se van a reforzar también las capacidades del comercio online de todas las marcas, uno de cuyos ejemplos son los nuevos estudios de Zara.com en Arteixo que ocuparán más de 64.000 metros cuadrados. Además, se van a ampliar los equipos de atención al cliente online tanto desde tiendas como desde centros especializados, y a lo largo de 2020 se culminará la implantación del sistema RFID para trazabilidad de prendas y gestión integrada de inventarios en todas las marcas del Grupo.

Se continuará el plan de actualización de tiendas por el que desde 2012 se han abierto 3.671 tiendas del nuevo concepto de integración en espacios más grandes y más fluidos, se han ampliado 1.106 tiendas, reformado 2.556 para su adaptación tecnológica, y absorbido 1.729, 1.024 de ellas en los tres últimos años.

Esto solo es una parte de un macroplan que afecta al interior de la compañía y que también incluye al cliente, y para el que se desarrollarán aplicaciones móviles que facilitarán las consultas de stock en tiempo real en tienda para su compra online y recogida inmediata; realizar reservas de probadores o localizar artículos en tienda.

Con esta ‘anticipación’ a la siguiente ola digital, Inditex inicia un nuevo viaje futurista que será realidad en dos años, y que incluye también un fuerte impulso a la sostenibilidad medioambiental, puesto que todas las tiendas adoptarán la plataforma Inergy de control de parámetros medioambientales, utilizarán además 100% energías renovables, incorporarán el sistema ticketless como estándar, y reciclarán o reutilizarán todo el material sobrante como cartones, plásticos o embalajes que reciba.