Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La Comisión Europea abre una consulta sobre la futura normativa de servicios digitales

  • Estrategias digitales

bandera europea

La Comisión acaba de iniciar una consulta pública acerca de la norma sobre servicios digitales, una norma que la presidenta Ursula Von der Leyen considera fundamental para configurar el futuro digital de Europa y que servirá para actualizar el actual marco regulador de los servicios digitales que data de hace 20 años.

 

Recomendados: 

WEBINAR >> Vídeo colaboración y reuniones virtuales para una comunicación efectiva Registro 

WEBINAR >> Automatización Inteligente de Procesos para asegurar la continuidad del negocio Registro

Uno de los objetivos de la presidenta de la Comisión Europea, Von der Leyen durante esta legislatura es avanzar en la estrategia digital europea. Para ello, será fundamental la normativa de servicios digitales, que servirá para fortalecer el mercado único e impulsar la innovación y la competitividad del entorno online europeo.

Con esta consulta, que estará activa hasta el 8 de septiembre, se persigue recabar opiniones, pruebas y datos de personas, empresas, plataformas online, el mundo académico, la sociedad civil y todas las partes interesadas para contribuir a configurar la futura normativa de servicios digitales. Abierta hasta el 8 de septiembre, abarca cuestiones como la seguridad en línea, la libertad de expresión, la equidad y la igualdad de condiciones de competencia en la economía digital.

El actual marco regulador de los servicios digitales data de hace 20 años con la aprobación de la Directiva que regula el comercio electrónico que, sin duda, ha contribuido al crecimiento de los servicios digitales europeos, pero no responde a muchas de las apremiantes preguntas actuales sobre el papel y la responsabilidad de las plataformas online, especialmente de las de mayor tamaño.

Según la Comisión, Europa necesita un marco regulador modernizado para reducir la creciente fragmentación de la normativa que se está produciendo en todos los Estados miembros, garantizar mejor que todos los ciudadanos de Europa estén tan protegidos en línea como lo están fuera de ella y ofrecer a todas las empresas europeas unas condiciones equitativas para innovar, crecer y competir a escala mundial. Ha de garantizarse sistemáticamente la seguridad de los usuarios y el respeto de sus derechos fundamentales, sobre todo su libertad de expresión.

La consulta se refiere a las dos series de medidas anunciadas por la Comisión en el marco de la normativa sobre servicios digitales. La primera se refiere a los fundamentos de la Directiva sobre el comercio electrónico y, en concreto, a la libre prestación de servicios digitales en todo el mercado único de la Unión Europea, de conformidad con las normas del lugar de establecimiento y una amplia limitación de la responsabilidad por los contenidos creados por los usuarios. Basándose en estos principios, se quiere establecer normas más claras y modernas sobre el papel y las obligaciones de los intermediarios en línea, incluidos los de países terceros con actividades en la UE, así como un sistema de gobernanza más eficaz para velar por que esas normas se apliquen correctamente en todo el mercado único, garantizando al mismo tiempo el respeto de los derechos fundamentales.

La segunda medida aborda la cuestión de las condiciones equitativas de competencia en los mercados digitales europeos, cuyo acceso está actualmente en manos de unas pocas grandes plataformas en línea que actúan como «guardianes de acceso» Estudiaremos normas dirigidas a hacer frente a estos desequilibrios del mercado, a fin de velar por que los consumidores tengan las mayores posibilidades de elección y que el mercado único de servicios digitales de la UE siga siendo competitivo y estando abierto a la innovación. Esto podría conseguirse mediante normas generales adicionales para todas las plataformas de un tamaño determinado, por ejemplo, sobre el autofavorecimiento, o mediante obligaciones reglamentarias para ‘guardianes de acceso’ específicos, tales como obligaciones de acceso a los datos no personales, requisitos específicos relativos a la portabilidad de los datos personales o requisitos en materia de interoperabilidad.

Además, la Comisión también aprovecha esta ocasión para consultar acerca de otras nuevas cuestiones relacionadas con las plataformas online, como las oportunidades y los retos a los que se enfrentan los trabajadores autónomos a la hora de prestar servicios a través de las plataformas en línea.

En paralelo, se ha abierto también otra consulta sobre un posible nuevo instrumento de competencia.;