Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Las empresas de Consumo y Retail aceleran su hoja de ruta digital

  • Estrategias digitales

Retail digital

Reforzar canales digitales, transformar puntos de venta y gestionar el dato van a ser claves para las empresas de Consumo y Retail en la era post-Covid. Saben que la digitalización será todavía más clave, en un sector que ya apostaba por el modelo digital.

Recomendados

Diario de un vendedor de tecnología Leer

Plataformas de aplicaciones low-code: redefiniendo la transformación digital Webinar

La digitalización, que ya era el principal acelerador en el Consumo y el Retail, será clave para que las empresas del sector sean más competitivas y sostenibles y afronten reforzadas la era posterior al Covid-19, dando especial importancia a la robotización y la ciberseguridad, que garanticen la continuidad de los negocios y agilicen la capacidad de respuesta.

Así lo recoge el Informe Ascendant sobre la situación de las empresas españolas de Consumo y Retail ante el Covid-19, elaborado por Minsait, una compañía de Indra, en el que se pueden constatar no sólo las tecnologías que impactarán en el futuro más inmediato del sector, sino cómo la digitalización ha sido la llave para minimizar el impacto causado por el virus, garantizar la gestión de las operaciones y asegurar la actividad, incluso en los momentos más críticos de la pandemia.

Superada esa fase, el estudio subraya que ahora es más importante que nunca combinar una cultura de gestión dinámica con la aplicación de tecnologías ágiles y con capacidades end to end para evolucionar en este contexto, diferenciarse de la competencia y consolidar los nuevos modelos de negocio que se están generalizando en la etapa post-Covid. “Un paso más en la digitalización que muchas de las empresas del sector ya habían iniciado y que se ha acelerado en el nuevo escenario creado por la pandemia en el que, en apenas tres meses, han evolucionado hasta el extremo algunas de las tendencias que, en el ámbito de la transformación, comenzaban ya a liderar negocios y comercios”, explica. 

Tras lo sucedido, y en el contexto actual, las empresas del sector buscan ahora nuevos modelos de trabajo y gestión que habiliten intercambios de información con los clientes y consumidores finales, reforzando sus canales digitales para llegar, de forma más eficiente, a un público que, durante el confinamiento, ha vinculado, aún más si cabe, su comportamiento de compra a la tecnología. Asimismo, empiezan a destacar, por encima de otras propuestas tecnológicas, la automatización de tareas; la unión de la parte online con la tienda física para lograr experiencias de compra unificadas; el control y gestión de los riesgos operativos; la introducción de soluciones de pricing dinámico y gestión de incentivos; así como la implementación de tecnologías de ciberseguridad que permitan proteger los datos; y la habilitación de recursos que ayuden a incentivar medidas para contribuir positivamente a la sociedad y al medio ambiente.

Se trata de una “evolución necesaria” que, apuntan los autores, 2da respuesta al consumidor surgido tras el Covid-19”, que ha incorporado la tecnología en su estilo de vida para acciones que van desde comparar y analizar precios y productos, hasta realizar compras online o teletrabajar, y que ha incrementado su preocupación por la seguridad y la salud, al tiempo que ha crecido su interés y concienciación por el medio ambiente y la sostenibilidad. 

De acuerdo con el informe y, en línea con las tendencias observadas, las compañías del sector pondrán su foco a partir de ahora en la gestión integral del dato, soluciones que aporten una visión de negocio más clara en el corto plazo ante un entorno de mayor incertidumbre, proyectos que garanticen la continuidad del negocio y agilicen la respuesta a la demanda o el ‘engagement’ con el cliente.

También las soluciones tecnológicas para digitalizar el punto de venta volverán a formar parte de la estrategia de negocio, ya que los comercios físicos deberán evolucionar mucho más rápido a espacios de experiencia donde cautivar al cliente manteniendo la confianza y la seguridad.