Cinco consejos (digitales) para las pymes aplicables durante la segunda ola del coronavirus

  • Estrategias digitales

Digitalización

La pandemia sigue teniendo un elevado impacto en la evolución de los pequeños negocios y medianas empresas, y probablemente se siga percibiendo una aceleración de sus estrategias de transformación digital en los próximos meses. Un especialista en desarrollo digital nos da la pista sobre las cinco herramientas imprescindibles y las áreas en las que centrarse para sortear en la medida de lo posible esta segunda ola.

Recomendados: 

Inteligencia Artificial, ¿cómo lo aplico en mi empresa? Webinar

Almacenamiento de vanguardia para la pyme Leer

Syntonize ha recogido las cinco estrategias, soluciones y herramientas que se han vuelto imprescindibles para que una pyme sobreviva a la segunda ola del coronavirus:

-- Contar con una red VPN optimizada es lo primero y más importante, según esta compañía española. Así, se puede mantener un contacto seguro y fiable entre los miembros del equipo. A esto hay que añadir una conexión de alta calidad a Internet para poder trabajar incluso desde sitios remotos.

-- Aprovecharse de herramientas sencillas que pueden resolver tediosas rutinas que, en manos humanas, pueden conducir a errores, como Notion para mejorar la productividad del día a día; Airtable, con lo mejor de una hoja de cálculo y de una base de datos; Intergromat y Zapier, para automatizar tareas; Jira o DevOps, para el control de proyectos y para medir la productividad de cada miembro del equipo; o Zoho y Salesforce, para emprender estrategias de marketing online. Además, la ventaja de la mayoría de estas herramientas es que son no-code y, por tanto, no es necesario instalar nada en los dispositivos de los empleados.

-- Incrementar las ventas mediante el uso de técnicas como el Growth Hacking, que ponen el foco en la innovación para buscar nuevos clientes, retenerlos y monetizar cualquier actividad. Estas técnicas, basadas en la analítica, el estudio de tendencias y el comportamiento de los usuarios, facilitan el diseño de productos y servicios con grados de respuesta muy altos por parte de los potenciales clientes. 

-- Sacar partido a las tecnologías de desarrollo híbridas, que permiten a las pymes contar con web y aplicación por un precio muy reducido, ya que se reutiliza el código fuente.

-- Enfocar todos los esfuerzos en los clientes, en el negocio y en la escalabilidad futura aplicando procesos de diseño centrados en el usuario para saber en qué situación se encuentra nuestra organización respecto a la competencia y al mercado, hacia dónde se dirige la industria y qué necesitan realmente nuestros clientes. Así, pueden adaptar los productos y servicios que ofrecen y, en último caso, incluso el modelo de negocio.