La transformación digital, el principal desafío para el 68% de las organizaciones en España

  • Estrategias digitales

digitalizacion 2

Antes de la pandemia, las empresas ya eran conscientes de que su futuro pasaba por abordar procesos digitales, pero en los últimos meses esa transformación se ha convertido en clave para sobrevivir a la crisis y, por eso, es una gran prioridad de inversión en 2021. Son conclusiones del estudio 'Perspectivas España 2021'.

Recomendados: 

La tecnología digital al servicio de la calidad Leer

La transformación tecnológica del sector de la construcción Leer 

Aunque en los últimos años la digitalización había ido escalando posiciones entre las prioridades de las empresas, en 2020 se ha convertido en una de las claves que han determinado la capacidad de adaptarse a la crisis y, en muchos casos, de sobrevivir a ella. Esto se ha traducido en que la digitalización sea el mayor reto para el 68% de las empresas encuestadas ante la nueva realidad, siendo la transformación digital una de sus tres prioridades estratégicas para el 62%. En línea con lo anterior, las herramientas tecnológicas serán el principal destino de inversión en 2021.

Así se desprende de la última edición del informe ‘Perspectivas España 2021’ , realizado por KPMG y CEOE, en el que la mayoría de las organizaciones, el 66%, señalaron que no confían en recuperar los niveles de facturación previos a la pandemia hasta 2022

Otro resultado que arroja el estudio es que las organizaciones han tenido que poner en marcha operaciones para garantizar la llegada de la liquidez que les permitiera sobrevivir en el complejo contexto del coronavirus y sentar las bases para el crecimiento en la nueva realidad. En cuanto a la financiación, un 52% de los encuestados señala que quiere obtenerla para sufragar su crecimiento orgánico, un 25% para refinanciar deuda y el 22% para abordar operaciones de fusiones y adquisiciones (M&A). En 2020, un 52% ha llevado a cabo reestructuraciones operativas y un 39% financiaciones o refinanciaciones de deuda. En los doce próximos meses un 36% abordará reestructuraciones operativas.

La pandemia ha puesto de manifiesto la necesidad de transformar el modelo productivo con el fin de hacerlo más resiliente frente a eventos disruptivos. Los fondos del Plan Europeo de Recuperación desempeñarán un papel fundamental en esa labor, impulsando una economía digital y verde, que responda a las demandas de la sociedad. El 46% de los encuestados quiere optar a estos fondos, un 18% lo descarta y el 36% restante todavía no sabe si los solicitará.  Un 63% de quienes ignoran si disponen de proyectos elegibles esgrimen como principal razón el desconocimiento sobre los requisitos concretos del plan. La modernización y digitalización industrial, la transición energética justa e inclusiva y, a cierta distancia, las infraestructuras y los ecosistemas resilientes son los que despiertan un mayor interés entre los encuestados que se plantean optar a estos fondos.

Casi la mitad de los encuestados, un 49%, consideran que la debilidad de la demanda interna y el aumento de los impuestos son las dos principales amenazas a las que la economía española deberá hacer frente en los próximos 12 meses. A continuación, se sitúa la incertidumbre política, que señala el 46%, y los posibles rebrotes del virus, que selecciona el 39%. Cuando se les pregunta por los riesgos que afectan a su negocio, el 58% de los encuestados incluye los riesgos de demanda, un 47% marca los regulatorios y un 35% los operacionales. Los riesgos asociados a la digitalización, como los ciberataques, con un 28%, los tecnológicos, con un 20%, y los de talento, con un 18%, se sitúan en una posición destacada.