Diez inversiones en tecnología, claves para aprovechar los fondos europeos

  • Estrategias digitales

Crecimiento

España recibirá 140.000 millones de euros de los fondos europeos para la recuperación de los daños causados por la pandemia, y la tecnología será una palanca para conseguirlo. Innovar en seguridad y redes, emplear la inteligencia artificial oprepararse para la computación cuántica son algunas de las áreas de inversión que pueden impulsar el crecimiento y un cambio del sistema productivo.

Recomendados: 

Foro Administración Digital 2021 Evento

Aplicaciones, ¿cómo desarrollo, entrego y gestiono mi software? Webinar

Empresas e instituciones tienen medio año por delante para reparar las estrategias de crecimiento para 2022 y la tecnología, como clave esencial para transformar los negocios, tiene que estar en el punto de mira de los líderes empresariales para favorecer la recuperación, a la que contribuirá la llegada de los fondos europeos.

La consultora de desarrollo digital española Syntonize ha identificado las diez inversiones que considera clave para aprovechar los fondos europeos:

1. Seguridad: el aumento de la ciberdelincuencia hace que las empresas tengan que preocuparse más por proteger sus activos, por garantizar la privacidad de los datos de sus clientes y proveedores y por mejorar la experiencia de usuario.

2. Computación cuántica: la informática cuántica extenderá potencialmente la Ley de Moore en la próxima década. Por ello se espera que se produzcan muchos avances en prácticamente todos los sectores conforme la computación cuántica esté más a nuestro alcance.

3. Nanotecnología: se trata de una ciencia relativamente nueva con infinidad de aplicaciones en el mundo de la electrónica, la medicina o el medio ambiente y que permite, por ejemplo, la creación de nuevos dispositivos basados en nanotubos de carbono para transportar información o el desarrollo de chips basados en germanio para una mayor tasa de procesamiento en tamaños menores (lo que reduce también el consumo de energía).

4. Memoria universal: la combinación de DRAM y SRAM con las memorias flash y durabilidad infinita será una de las tendencias de investigación más buscadas en 2022.

5. Redes: el desarrollo de OpenFlow y SDN hará que las redes sean más seguras, transparentes, flexibles y funcionales.

6. Internet de las Cosas: seguirá en boga la conexión de los utensilios de uso cotidiano a la red para mejorar la calidad de vida: desde la ropa que nos ponemos cada mañana (con la que controlar las constantes vitales) hasta la nevera (para realizar compras de forma automatizada) o semáforos y conducciones de suministro (para predecir fugas o reducir la polución desviando el tráfico en horas punta).

7. Impresión 3D: la impresión 3D continuará su revolución en la fabricación asequible de productos que se encuentran en muchas ocasiones fuera del alcance de muchas personas y así se ha demostrado, por ejemplo, durante la época más dura de la pandemia provocada por la COVID-19 cuando las impresoras 3D de todo el país se pusieron a fabricar EPI para el personal sanitario. La impresión 3D no solo permite la autofabricación en el hogar a partir de la adquisición de un diseño sino también la fabricación de herramientas en lugares de difícil acceso o transporte.

8. Interfaces de usuario naturales. De la misma manera que el teclado se perdió hace años ya de los móviles, los ordenadores también podrán interactuar con nosotros a través de la mirada, del tacto o del habla con el objetivo de conseguir interacciones lo más naturales posible.

9. Visión artificial. Ordenadores capaces de comprender imágenes o vídeos de la misma manera que el ojo humano para tomar decisiones y automatizar tareas es de lo que se encarga el campo científico de la visión computacional. Se prevé su uso para extraer datos procedentes del mundo real con el fin de producir información simbólica, es decir, transformar una imagen, un vídeo, por ejemplo de un escáner médico, en descripciones que ayuden a tomar acciones.

10. Biología computacional: el análisis de los datos y los modelos matemáticos permite entender los sistemas biológicos y las relaciones entre especies. La biología computacional se ha usado ya para secuenciar el genoma humano y para crear modelos muy precisos del cerebro humano pero las posibilidades que tiene esta tecnología son infinitas para ayudarnos a entender aspectos desconocidos –hasta ahora- de la vida.

Y como punto extra, la firma apuesta por la formación masiva online, a través de los MOOC están transformando la manera de aprender. Los roles entre profesores y alumnos se difuminan y los centros tradicionales de educación dan paso a cursos masivos en línea abiertos para todo aquel que quiera aprender prácticamente sobre cualquier materia sin las rigideces existentes hasta ahora.