BBVA crea una división global de software con más de 16.000 desarrolladores

  • Estrategias digitales

DevOps

BBVA ha puesto en marcha una nueva división global de software que agrupa a más de 16.000 desarrolladores en todo el grupo. Dirigida por Francisco Leyva, será la responsable de ejecutar y coordinar los principales programas de transformación tecnológica del banco a escala global.

Recomendados: 

Atención pública al ciudadano: hacia una relación de 360 grados Evento

Nuevas reglas de seguridad para aplicaciones web y API Leer

La entidad financiera pone en el centro de su evolución digital el desarrollo de software, como palanca de generación de valor para el negocio, y muestra de ello es la creación de una nueva unidad global de software, con la que pretende acelerar las entregas de “soluciones digitales y hacerlas más fácilmente escalables” para todos los países donde opera.

Dirigida por Francisco Leyva, esta unidad es la responsable de la ejecución y coordinación de los principales programas de transformación tecnológica del banco a nivel global. “Hasta la fecha, en el ámbito de Ingeniería habíamos avanzado en la creación de numerosas funciones globales (Infraestructura, Comunicaciones, Arquitectura), que dirigen y coordinan la ejecución de la estrategia con las unidades locales. La creciente relevancia del desarrollo de software reclama ese mismo nivel de globalización para aprovechar las ventajas de la globalidad”, ha señalado Leyva.

La nueva unidad, que está integrada en el área de Ingeniería, agrupa a más de 16.000 personas entre personal interno y externo, e incorpora a los equipos de Diseño y Desarrollo en todos los países donde el grupo tiene presencia, así como a los equipos de Desarrollo globales. Además, se han establecido codependencias con las unidades de Arquitectura de Soluciones Globales, Transformación de Desarrollo de Software y con BBVA Next Technologies, empresa del grupo experta en ingeniería de software, y Veridas, especialista en tecnología biométrica creada por BBVA y das-Nano.

El trabajo de la división permitirá construir servicios que se puedan compartir en las apps de todos los países y que además tengan un modelo de datos común. En este sentido, según explica el director de la unidad, “acelerar la construcción de esos componentes comunes nos va a permitir desplegar servicios de manera global, sin tener que partir de cero en cada país. Globalizar estos componentes en todos los países nos llevaría ocho años en condiciones normales pero con estos avances queremos hacerlo en cuatro”.

Esta es una apuesta de la entidad por el despliegue masivo de DevOps para conseguir más productividad, calidad, tiempo de entrega y seguridad.