Vodafone insta una red privada con funcionalidad 5G en el Centro Tecnológico de Automoción de Galicia

  • Movilidad

CTAG

Vodafone ha instalado la primera red móvil privada (MPN) con funcionalidad 5G Stand Alone en el Centro Tecnológico de Automoción de Galicia, el CTAG, para realizar pruebas para el desarrollo y validación de sus proyectos de vehículo autónomo y conectado.

Recomendados: 

Digitalizar el sector de la construcción: 10 razones para hacerlo Leer

Alstom elige la plataforma Finalcad para optimizar sus trabajos en el Metro de Lyon Leer

Plataforma colaborativa Finalcad One Leer 

El Centro Tecnológico de Automoción de Galicia (CTAG), ubicado en la localidad pontevedresa de O Porriño, y Vodafone colaborarán para impulsar el desarrollo y validación de sistemas para la conducción automatizada y conectada. En concreto, Vodafone proporcionará una Red Privada Móvil con funcionalidad 5G Stand Alone (SA) no comercial.

Esta red privada aporta equipos dedicados en exclusiva para el centro, lo que le permite así controlar y optimizar su demanda en recursos de red y aplicar políticas de seguridad propias, además de aprovechar las ventajas que ofrece el 5G SA

Se trata, según explica Vodafone, de un laboratorio de pruebas con conectividad 5G SA, que aporta velocidades más altas, menos latencia y más ancho de banda para realizar pruebas de concepto, de desarrollo y validación en el ámbito de la movilidad autónoma, cooperativa y conectada (CCAM – Cooperative Connected Autonomous Mobility).

En opinión de Francisco Sánchez, director de Electrónica e ITS en el CTAG, esta alianza con la operadora supone “un fuerte impulso para la evolución de nuestros proyectos, dotándonos de una tecnología esencial y pionera, que nos permite mantenernos a la vanguardia de la innovación tecnológica internacional en el ámbito de la movilidad conectada, cooperativa y autónoma”.

5G es una tecnología esencial en este campo, por lo que el centro tecnológico gallego obtendrá una ventaja competitiva, al poder utilizar suspistas especializadas y equipadas con las últimas tecnologías para probar estos sistemas, utilizando esta red privada para hacer pruebas de desarrollo en un entorno de comunicaciones no comerciales.

La red privada virtual permite a las empresas interconectar personas y cosas utilizando la tecnología 5G, al tiempo que puede admitir los servicios críticos para el negocio existente de las empresas con una red local en sus instalaciones, proporcionando una conectividad segura, confiable y disponible. Se diferencia de una red móvil pública en que proporciona cobertura privada reservada que está sujeta al rendimiento acordado y a un flujo de datos local y protegido. En el caso del vehículo autónomo, el CTAG también disfruta del uso exclusivo de una red de equipos de red (Core y RAN). 

Esta nueva infraestructura amplía y complementa las capacidades de validación de CTAG en el ámbito de la movilidad autónoma y conectada, que incluye tanto entornos virtuales y de simulación, como pistas de prueba especializadas y dotadas de las tecnologías más avanzadas de comunicación, así como un corredor que, con más de 200 km de carreteras urbanas e interurbanas preparadas para ensayar el vehículo autónomo y conectado, supone un referente internacional en el campo de la movilidad autónoma y conectada.