Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Los consumidores se ponen serios con la privacidad y seguridad de sus datos

  • Seguridad

privacidad

La mayoría de los consumidores están dispuestos a romper relaciones completamente con las empresas si sufren una brecha de datos. Su paciencia se agota, según un estudio de Gemalto, que les aconseja proteger los datos con los controles de seguridad adecuados para no perder clientes.

Más sobre seguridad

¿Cómo gestionar los riesgos y la seguridad en 2019? 

Guía de los líderes de red para proteger la SDWAN 

Robo de credenciales: prioriza la seguridad de tus apps

Estado de la ciberseguridad industrial en 2018 

Informe SophosLabs 2019 Threat Report 

Todo lo que deberías saber sobre las amenazas cifradas 

Solo el 25% de los consumidores considera que las empresas asumen la protección y la seguridad de los datos de manera seria, y un 66% ve poco probable que compren o hagan negocios con una organización que sufra una fuga en la que se les robe su información financiera y sensible. Las empresas de retail (62%), los bancos (59%) y los sitios de redes sociales (58%) son los que corren más riesgo de sufrir las consecuencias de quedarse sin clientes.

Fruto de una encuesta realizada a 10.500 clientes, el 93% culpa directamente a las empresas de las brechas de seguridad. Los sitios de redes sociales son los que más preocupan a los consumidores, con un 61% de usuarios que creen que no protegen adecuadamente sus datos, seguidos de los sitios web bancarios (40%).

Los consumidores tienen una mayor conciencia de los problemas de protección y privacidad de datos, y creen que la mayor parte (70%) de la responsabilidad de proteger sus datos recae en la empresa que los posee. Esto ha hecho que la protección de datos sea una consideración importante para los consumidores cuando interactúan con una marca, ya que el 82% desea que las organizaciones tengan mayores medidas de seguridad online. Además, el 91% cree que existen aplicaciones y sitios web que utilizan actualmente que representan un riesgo para la protección y seguridad de su información de identificación personal.

A pesar de que los consumidores atribuyen la responsabilidad a las organizaciones, solo una cuarta parte siente que las empresas se toman muy en serio la protección y la seguridad de los datos de los clientes. No es sorprendente que los consumidores estén frustrados con el estado de la protección de datos dentro de las organizaciones y he aquí algunos datos que lo explican: el 26% de los encuestados ya ha sido víctima de un uso fraudulento de su información financiera, el 19% de un uso fraudulento de su información de identificación personal, y el 16% de robo de identidad. Peor aún, los consumidores no tienen fe en que las cosas vayan a mejorar, ya que el 66% están preocupados de que en algún momento en el futuro su información personal sea robada.

Incluso con el temor a ser víctimas de una brecha de datos, los consumidores no planean cambiar su comportamiento online, ya que creen que la responsabilidad está en las compañías que mantienen sus datos. Esto podría explicar por qué más de la mitad (55%) de los encuestados siguen usando la misma contraseña en diferentes cuentas.