Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La UE sancionará a los partidos políticos que infrinjan las leyes de protección de datos

  • Seguridad

GDPR

El objetivo es evitar que exista una intención deliberada de influir en el resultado de las elecciones europeas. La sanción podría ascender al 5% del presupuesto anual del partido político europeo.

El 67% de los ciudadanos europeos está preocupado por cómo se utilizan sus datos para elaborar mensajes políticos. Ésta es una de las conclusiones de un estudio de la Comisión Europea que destaca que el Consejo Europeo de Protección de Datos ha recibido 45.500 quejas desde que entró en vigor la nueva normativa de protección de datos (GDPR).

En este sentido, y de cara a las próximas elecciones europeas, la protección de datos será uno de los aspectos clave. Así lo ha asegurado Vera Jourová, comisaria europea de Justicia, Consumidores e Igualdad de Género, quien aprovechó su discurso en Lisboa para asegurar que la UE trabaja para que los próximos comicios no estén marcados por la injerencia y la desinformación.

Asimismo, aseguró que, para proteger los datos de los europeos, el organismo ha publicado una guía sobre protección de datos en el contexto electoral. “Esta guía tiene como objetivo ayudar a las autoridades electorales nacionales, los partidos políticos, los intermediarios y a los analistas de datos, a las plataformas de redes sociales y a los anunciantes” a seguir los principios de GDPR.    

Ayúdanos a conocer cuáles son las tendencias tecnológicas que se impondrán en la empresa el próximo año y más allá, y cómo se está construyendo el futuro digital.

Concretamente, la guía se centra en “el procesamiento de datos confidenciales, como opiniones políticas, los requisitos de transparencia, la toma de decisiones automatizada y los micro objetivos”.

Además, la UE acaba de presentar una propuesta que “introduce sanciones a los partidos políticos europeos en caso de infracción de las normas de protección de datos”. Las sanciones están destinadas a evitar infracciones en “las que exista una intención deliberada de influir en el resultado de las elecciones europeas” y podrían ascender al 5% del presupuesto anual del partido político europeo o fundación en cuestión.