Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La ciberseguridad de la empresa, motivo de preocupación para una cuarta parte de los trabajadores en remoto

  • Seguridad

teletrabajo

Un 35% de los europeos quiere combinar el trabajo desde casa con el presencial cuando se supere la pandemia, de acuerdo con un estudio que acaba de hacer público Okta. En entornos de teletrabajo hay que extremar las precauciones de seguridad, pero gran parte de los teletrabajadores creen que sus empresas no han tomado todas las medidas necesarias.

 

Recomendados: 

WEBINAR >> Vídeo colaboración y reuniones virtuales para una comunicación efectiva Registro 

WEBINAR >> Automatización Inteligente de Procesos para asegurar la continuidad del negocio Registro

Okta, el especialista en soluciones de gestión de identidades de empresa, acaba de publicar su informe “The New Workplace: Re-imagining Work After 2020” , que analiza los desafíos tecnológicos y culturales a los que se enfrentan los trabajadores europeos. .

Al obligar a millones de personas a trabajar desde casa, la pandemia ha llevado la adopción del teletrabajo a unos niveles sin precedentes. Para algunos, esta nueva forma de trabajar ha significado una auténtica mejora: menos desplazamientos diarios, menos viajes, menos distracciones y una mejor conciliación laboral y familiar. Para los trabajadores ha sido también un auténtico descubrimiento, pues muchos de ellos (55% Reino Unido, 59% Francia, 59% Alemania y 48% Países Bajos) hasta ahora nunca habían tenido la oportunidad de trabajar en remoto.

Así lo ha registrado el informe “The New Workplace: Re-imagining Work After 2020”, de Okta, cuyas conclusiones salen a partir de una encuesta realizada por YouGoob entre 6.000 personas de estos cuatro países.

Gran parte de ellos opinan que su productividad ha mejorado: el 64% de los británicos, el 71% de los franceses, el 66% de los alemanes y el 68% de los holandeses pensando que los niveles de productividad han mejorado y, además, ponen en valor otros beneficios como tener más tiempo libre, al evitar los desplazamientos a la oficina.

Sin embargo, hay un aspecto que también hay que tener en cuenta, y que no sale tan bien parado en el estudio. Desde el comienzo de la pandemia COVID-19, empresas de todo el mundo han informado de un preocupante incremento en los incidentes de ciberseguridad: un aumento en los intentos de phishing para aprovecharse de la crisis, de los ataques a través de ransomware o DDoS... Este escenario de amenazas, en permanente evolución, se vuelve más preocupante con plantillas enteras trabajando en remoto, ya que los dispositivos utilizados por los trabajadores para conectarse a los entornos corporativos son más vulnerables cuando se usan fuera de la empresa.

Según el estudio, sólo una cuarta parte de los encuestados franceses cree que las medidas de seguridad adoptadas por sus empresas para protegerlos de los ciberataques son satisfactorias. En el Reino Unido la cifra sube hasta el 32%. Sin embargo, la confianza de alemanes y holandeses cae hasta el 18%.

El teletrabajo, en el futuro

Los datos del estudio de Okta sugieren que el trabajo a distancia aumentará su popularidad incluso después de que el distanciamiento físico se vea relajado: sólo el 24% de los encuestados delReino Unido dijo que quería volver a la oficina a tiempo completo, frente al 33% de franceses, 30% de alemanes y 33% de los holandeses.

Aunque los resultados del estudio han variado según el país, los resultados son similares en cuanto a lo que la gente quiere. A la mayoría de los trabajadores le gustaría un arreglo flexible en el que pudiera trabajar desde su casa a tiempo parcial. De todos los encuestados, el 35% dijo que preferiría esta forma de trabajo en el futuro.