Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El teletrabajo se asentará en la empresa tras la crisis del coronavirus, según una encuesta

  • Actualidad

teletrabajo home office

El teletrabajo se va a afianzar como método de trabajo una vez que pase la emergencia sanitaria. Lo dice Gartner en su encuesta del CFO, que revela que el 74% de los directores financieros tiene la intención de hacer que algunos empleados trabajen en remoto de forma permanente.

 

Recomendados: 

Informe IT Trends: 2020, el año de la consolidación digital Leer

Ciberseguridad en 2020, ¿qué podemos esperar? Registro

Tendencias TI 2020, visionando el futuro. Webinar ondemand.

Casi tres de cada cuatro CFO (el 74%)  tienen planes para que algunos de los empleados que antes trabajaban en sus instalaciones trabajen a distancia de forma permanente cuando finalice la situación crítica que ha provocado el Covid-19.

Estos datos son un ejemplo del impacto duradero que tendrá la actual crisis de coronavirus en la forma en que las empresas operan, según Gartner. Su vicepresidente de investigación de la práctica financiera, Alexander Bant, explica que “los directores financieros, que ya están bajo presión para gestionar los costes estrictamente, perciben claramente la oportunidad de aprovechar los beneficios en costes de una fuerza laboral que trabaje en remoto”.

De hecho, un 17% de los encuestados dijeron que convertirán en teletrabajadores al menos el 20% de sus empleados de forma permanente; un 25%, a un 10%; un 27%, a un 5%, e incluso, un 4% afirma que al 50% y un mínimo 2% a más de la mitad.

Según este nuevo trabajo de la firma, la mayoría de los directores financieros reconocen que la tecnología y la sociedad han evolucionado y que esto convierte al trabajo en remoto viable para una variedad de puestos más amplia que nunca.

Los CFO creen que el teletrabajo podría complementar las medidas de reducción de costes que ya han tomado o planean tomar. En este sentido, la encuesta indica que 20% han pospuesto el gasto en tecnología on-premise y que hay otro 12% que planea hacerlo. Además, hay un 13% también ha reducido los gastos inmobiliarios y otro 9% lo hará en los próximos meses.