Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El 88% de las empresas ha alentado o pedido a sus empleados que trabajen desde casa

  • Actualidad

HR

A raíz de la crisis desatada por el coronavirus, el 88% de las organizaciones ha impulsado o pedido a sus empleados que trabajen desde casa, según una encuesta global de RRHH que ha realizado Gartner. Las respuestas indican que la mayor parte de las empresas están intentando equilibrar las necesidades de los empleados y la realidad financiera.

 

Recomendados: 

Informe IT Trends: 2020, el año de la consolidación digital Leer

Ciberseguridad en 2020, ¿qué podemos esperar? Registro

Tendencias TI 2020, visionando el futuro. Webinar ondemand.

De acuerdo con los datos de este nuevo estudio de Gartner, para el que ha contado con las respuestas de 800 responsables de RRHH de empresas de todo el mundo, el 88% de las organizaciones han alentado o requerido que los empleados trabajen desde casa debido al coronavirus.

Son respuestas conseguidas el 17 de marzo, es decir, la semana pasada, y en ellas se constataba ya la concienciación de las empresas sobre la necesidad de potenciar el teletrabajo, incluso si los trabajadores no habían mostrado síntomas. En esa fecha el 97% había cancelado los viajes de trabajo, 17 puntos porcentuales más que los que lo habían hecho el 3 de marzo.

En una situación como la actual, el jefe de investigación de la práctica de HR de la firma, Brian Kropp, explica que los responsables del área tienen que responder de forma rápida y teniendo en cuenta las consecuencias para el talento tanto inmediatas como a largo plazo.

La encuesta de Gartner indica que las organizaciones están intentando equilibrar las necesidades de los empleados con las realidades financieras y, para ello, emplean una variedad de enfoques. Aunque esto varía en función de las alternativas que están poniendo encima de la mesa los gobiernos de cada país, casi la mitad (48%) están pidiéndoles que utilicen primero la baja por enfermedad, luego las vacaciones y, finalmente, permisos pagados por ausencias debido al coronavirus.

El 20% de las organizaciones aumentó los permisos remunerados para los afectados o los que tienen que cuidar a un familiar enfermo, y un 18% ha dado permisos adicionales para padres con niños a su cargo, cuyas escuelas están cerradas.

El estudio también indica que la mayoría de los empleadores tienen planes de reducir costes para minimizar el impacto que supone pagar a los empleados existentes. En este sentido, la mayoría de las empresas están centrando sus esfuerzos en tomar medidas para usar la tecnología de forma más eficiente y no realizar nuevas contrataciones para reducir costes. Así el 70% de los encuestados informan que la principal medida que están poniendo en marcha para bajar los costes es el uso más eficaz de la tecnología, mientras que casi la mitad de las organizaciones planean congelar nuevas contrataciones.

Eso sí, los grandes perjudicados serán los proveedores externos para mantener a su plantilla: una quinta parte de las organizaciones planea detener o limitar el gasto de consultores o reducir el número de trabajadores subcontratados. Solo el 10% de los empleadores planea reducir las horas de trabajo, y solo el 6% señala que pide a los empleados que tomen vacaciones sin retribución.