El estrés y el agotamiento se convierten en habituales entre los profesionales de ciberseguridad

  • Seguridad

Miedo, Vulnerabilidades, Ataque

El estrés está haciendo mella en los profesionales de ciberseguridad que trabajan en los centros de operaciones de seguridad (SOCs, en su acrónimo inglés). Tres de cada cuatro dicen estar agotados ante el aumento de la carga de trabajo de los últimos años, y seis de cada diez están considerando la posibilidad de cambiar de carrera o dejar su trabajo.

Recomendados: 

Demostración de un ataque dirigido a entornos OT Webinar

Ciberseguridad industrial, protegiendo las redes IT y OT Leer 

Ciberseguridad orientada al futuro Leer 

El rápido crecimiento de Internet en los últimos años ha provocado que cada vez sea mayor el número de amenazas que afectan a las empresas, comprometiendo su modelo de negocio y por supuesto, su rentabilidad. Desde el punto de vista del talento especializado en este ámbito, tiene un coste, según sugieren los resultados de un informe de Devo, seguridad y analítica de datos nativa de la nube.

El estrés está haciendo mella en los profesionales de ciberseguridad que trabajan en los SOCs, o centros de operaciones de seguridad. El 75% reconoce estar agotado ante el aumento de la carga de trabajo de los últimos años, y seis de cada diez están considerando la posibilidad de cambiar de carrera o dejar su trabajo.

Entre las causas de esta situación destaca la falta de programas formativos al respecto y la consecuente falta de profesionales preparados. En este sentido, la mitad de los participantes en el estudio destaca que existe un problema de escasez de personal dentro de los SOC y más de la mitad declara que su empresa no tiene programas de formación en marcha, pese a que tres de cada cuatro afirman que son muy importantes-.

Otro motivo de este hastío entre los profesionales es la falta de visibilidad de su trabajo dentro de las infraestructuras de TI, la escasez de automatización en los procesos o el alto tiempo medio de respuesta que puede ser de meses o incluso años para resolver una incidencia.

Finalmente, los profesionales consideran que las principales acciones para aliviar y reducir el estrés deberían ser el incremento de la automatización en el flujo de trabajo (71%), la implementación de tecnología avanzada de machine learning/analítica, y el acceso a todo el contenido y la información que sea necesaria (55%).