La ciberseguridad encabeza ya la lista de principales riesgos corporativos

  • Seguridad

ciberseguridad endpoint

Las cúpulas de las organizaciones de todo el mundo están muy preocupadas por las consecuencias de los ciberataques. La ciberseguridad ya encabeza la lista de riesgos corporativos, seguida por una cuestión muy ligada a esta cuestión: la pérdida de datos.

Recomendados: 

Demostración de un ataque dirigido a entornos OT Webinar

Ciberseguridad industrial, protegiendo las redes IT y OT Leer 

Ciberseguridad orientada al futuro Leer 

Los altos ejecutivos de empresa identifican como la ciberseguridad como principal riesgo. A los ligados a esta cuestión se unen nuevas preocupaciones como el impacto de la Covid-19 y el cambio forzado del modelo de trabajo, según pone de manifiesto una encuesta mundial de Willis Towers Watson y Clyde & Co.

Los principales riesgos que afectan a la alta dirección en todo el mundo son los ciberataques (el 56%), la pérdida de datos (49%), el riesgo normativo (46%), el riesgo de salud y seguridad (41%) y el riesgo de reclamaciones de empleo (38%) encabezaban la lista de preocupaciones en la edición de este año.

El informe muestra algunas diferencias en cuanto a la cultura de riesgo entre los directivos de las distintas regiones geográficas que han participado. Ejemplo de ello, es que la preocupación por los ciberriesgos y la pérdida de datos es mayor (72%) entre los ejecutivos europeos. Para Ulysses Grundey, director asociado de FINEX en Willis Towers Watson, “la explicación podría estar en el impacto del Reglamento General de Protección de Datos. En 2020 y a principios de 2021, hemos visto multas significativas por parte del regulador holandés, francés, alemán, italiano, español, sueco y británico, que oscilan entre 750.000 euros y 50 millones”.

El informe señala que la pandemia del COVID-19 ha llevado a las empresas a utilizar de forma súbita nuevos procedimientos y sistemas, lo que ha incrementado su vulnerabilidad a la pérdida de datos. El trabajo remoto crea, además, un terreno fértil para los ciberdelincuentes. El riesgo normativo y de litigio sigue siendo un reto para las organizaciones, ya que la diversidad de los consejos de administración es ahora obligatoria para la mayoría de las empresas.