Microsoft se refuerza en análisis e investigación de amenazas con la compra de Miburo

  • Seguridad

Seguridad, Ataque

Microsoft ha llegado a un acuerdo para adquirir Miburo, una firma neoyorquina especialista en seguridad con la que quiere reforzar sus capacidades de detección y respuesta ante nuevos ciberataques. Sus equipos tienen experiencia en la detección de campañas de influencia extremista en 16 idiomas.

Microsoft anuncia que ha firmado un acuerdo para adquirir Miburo, una compañía de análisis e investigación de amenazas cibernéticas especializada en la detección y respuesta a operaciones de información extranjera.

Microsoft detecta y ayuda a los clientes a defenderse contra las amenazas de los estados-nación como parte de su compromiso de mantener a los clientes seguros online. Estos esfuerzos están respaldados por la inteligencia de amenazas que recopila, publica y utiliza para alimentar las interrupciones de la actividad maliciosa del estado-nación en una variedad de vectores de ataque.

Aunque no ha desvelado los detalles de la operación, Microsoft ha informado de que Miburo, dirigido por su fundador Clint Watts, pasará a formar parte de la organización Customer Security and Trust. Trabajando en estrecha colaboración con el Centro de Inteligencia de Amenazas de Microsoft, el equipo de Análisis de Contexto de Amenazas, los científicos de datos y otros, los nuevos analistas de Miburo permitirán a Microsoft ampliar sus capacidades de detección y análisis de amenazas para abordar nuevos ataques y arrojar luz sobre las formas en que los actores extranjeros utilizan las operaciones de información junto con otros ataques cibernéticos para lograr sus objetivos.

Miburo se ha convertido en un experto líder en la identificación de operaciones de información extranjera. Los equipos de investigación de Miburo detectan y atribuyen campañas de influencia maligna y extremista en 16 idiomas. “Con la adquisición de Miburo, continuaremos nuestra misión de tomar medidas y asociarnos con otros en los sectores público y privado para encontrar soluciones a largo plazo que impidan que los adversarios extranjeros amenacen a los clientes del sector público y privado, y a los cimientos mismos de nuestra democracia”, señala Tom Burt, vicepresidente corporativo de Seguridad y Confianza del Cliente de Microsoft.