El fraude online supondrá unas pérdidas para el e-commerce mundial de 48.000 millones de dólares en 2023

  • Seguridad

Ciberfraude

Los pagos online fraudulentos generarán unas pérdidas para el comercio electrónico a nivel mundial de más de 48.000 millones de dólares en 2023. A medida que aumenta el uso de métodos de pago alternativos, también se incrementa el riesgo de estafas.

Durante este año, según las estimaciones de Juniper Research, el fraude online supondrá unas pérdidas para el e-commerce de poco más de 41.000 millones de dólares, pero a medida que crece el uso de métodos de pago alternativos (como los monederos electrónicos o el BNPL), también se incrementa la cantidad de estafas. La firma de análisis calcula que las pérdidas en 2023 serán de más de 48.000 millones, es decir, aumentarán un 16% en solo doce meses.

Por eso, los proveedores especializados en prevención del fraude deben concentrarse en la creación de sistemas que proporcionen una calificación de riesgo basado en inteligencia artificial, que sea independiente del método de pago, para adaptarse mejor a las condiciones cambiantes del mercado.

Los ataques de los estafadores pueden incluir phishing, compromisos de correo electrónico comercial y fraude de ingeniería social.

La investigación identifica a Norteamérica como la región en la que se producen más transacciones fraudulentas. En 2023, pronostica que allí se registrarán el 42% de las estafas.

Fraude de BNPL (Compre ahora, Pague después): un riesgo importante
La investigación destaca que las estafas relacionadas con este método representan un riesgo importante en el futuro. Dado que los pagos no se producen en el momento, los estafadores pueden realizar varios pagos ilegítimos utilizando detalles de tarjetas robadas antes de que se identifique la actividad fraudulenta. En estos casos, el estudio recomendó que los proveedores de BNPL realicen una verificación de identidad sólida en el momento de la incorporación del sistema.