Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Telefónica montará una filial para vender su negocio de centros de datos

  • Actualidad

Telefónica centro de datos

El gigante de las telecomunicaciones españolas ha desvelado cómo planea deshacerse de su negocio de centros de datos, en una estrategia para reducir la deuda acumulada. Para hacerlo creará una sociedad que posteriormente será vendida en parte o en su totalidad. Y esta desinversión, como ha denominado la compañía a la operación, correría a cargo de Bank of America Merrill Lynch.

Según ha informado recientemente Telefónica al medio Cinco Días, ha concretado más sus planes para vender su negocio de datacenter, una estrategia que se conoció hace unas semanas y que servirá para reducir su abultada deuda. Para hacerlo, la compañía creará una sociedad que se hará cargo de sus centros de datos, y que posteriormente será vendida, aunque aún se desconoce si será total o parcialmente. Según han informado, Telefónica ha escogido a Bank of America Merrill Lynch para que ejecute esta operación, que podría llegar hasta los 1.000 millones de euros.

El negocio actual de centros de datos de Telefónica consta de 25 centros de datos repartidos por nueve países: 8 en España, 3 en Brasil, 3 en Colombia, 3 en Ecuador, 2 en Chile, 2 en Perú, 2 en Argentina, un en Miami y otro en México. Y emplea estas instalaciones para ofrecer diferentes servicios en la nube a sus clientes, como alojamiento de servidores, archivo digital y continuidad de negocio. Y también para sostener sus propios sistemas en España y en Europa.

Con la futura venta de este negocio Telefónica espera recuperar parte de las fuertes inversiones que ha realizado a lo largo de los años en construir, actualizar y ampliar estos centros de datos. Por ejemplo, los grandes gastos asociados a la construcción y reestructuración de su gran centro de datos de Alcalá. Lo que aún no ha aclarado la compañía es cómo sustituirá la parte de estas infraestructuras que ahora dedica a dar soporte a sus sistemas: si construirá nuevas instalaciones, si recurrirá a servicios de colocación o si optará por otra fórmula. Pero aún queda tiempo para que se materialice la venta de sus actuales centros de datos, y podría ser que su nueva filial mantuviese la propiedad de parte de esta infraestructura para tal fin.