Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

AMETIC colabora con CCOO y UGT para promover la transformación digital de las compañías

  • Actualidad

acuerdo ametic-sindicatos

En el marco de un acuerdo de colaboración, la patronal tecnológica y los sindicatos han propuesto una serie de recomendaciones para impulsar la transformación digital de las empresas, un proceso que "debe implicar a la dirección y los trabajadores", defienden las tres organizaciones. Sostienen que tiene que ser un proceso centrado en las personas, ya que tecnología sólo es el catalizador de esta revolución industrial.

Más sobre Transformación Digital 

Moderniza los servicios de RR.HH. y aumenta la satisfacción de tus empleados

SAP HANA Platform: despliega todo su potencial en tu negocio

Smart cities, conectando puntos para crear un futuro más inteligente 

Mejores prácticas para implementar una plataforma ágil

NetOps conoce a DevOps. Estado de la automatización de red

Cómo implementar automatización DevOps y lograr una verdadera agilidad cloud

CCOO, UGT y la patronal AMETIC presentaron ayer un conjunto de recomendaciones laborales para el desarrollo de la transformación digital como herramienta transversal que afecta a todos los sectores de la economía.

El objetivo principal es impulsar un proceso de digitalización centrado en las personas, mediante la introducción adecuada de la tecnología en cualquier centro de trabajo, de modo que no sea intrusiva para los profesionales del mismo y mejore la competitividad empresarial.

Para ello, será necesario elaborar estrategias de éxito que alineen el talento de las personas con las necesidades digitales de las compañías, con independencia del sector económico en donde resida su actividad. Estas estrategias se “comunicarán a los trabajadores de modo que se conviertan en un elemento facilitador para el desarrollo de la tecnología y la mejora de la productividad, dentro de un marco de fluido diálogo social y búsqueda del máximo consenso posible”, señalan las entidades.

En su opinión, las empresas podrán proponer la implantación y desarrollo de aquellas tecnologías habilitadoras que consideren necesarias para mejorar los procesos, aumentar productividad e incrementar las competencias de los trabajadores y el desarrollo del talento digital y “estos planes deberán respetar los derechos de los trabajadores, en un proceso debe estar guiado por una constante búsqueda del correcto equilibrio entre las partes, que acabe redundando en un aumento de la competitividad empresarial”, subrayan.

Los tres ejes de estos procesos de implementación son:

- Comunicación entre empresa y trabajadores y sus representantes, indicando que la intención de la empresa no es sustituir trabajadores por máquinas, así como las acciones a seguir en materia de Protección de Datos.

- Formación, como parte fundamental para un adecuado el uso de la tecnología y para la empleabilidad.

- Plan de Acción de implantación de la tecnología, que permita, en caso fuera oportuno, la creación de puestos de trabajo complementarios ante la incorporación de las nuevas tecnologías.

Implementación con un programa piloto
Como primera aproximación a esta implantación, se recomienda que se formalice un programa piloto que permita valorar su impacto en el centro de trabajo. En este sentido, se propone la realización de un informe que recoja aspectos como: el impacto en la mejora de los procesos; el valor que aporta a la compañía, así como una estimación de la mejora de la productividad que conllevaría; el efecto sobre el empleo de la empresa, tanto en términos de posibles puestos de trabajo afectados, como de nueva creación, o una evaluación de los riesgos físicos y/o psicológicos del piloto según marque la normativa de Prevención de Riesgos.

En el caso de que el programa suponga la desaparición, conversión o transformación de determinadas actividades o puestos de trabajo, se aconseja que se propongan alternativas, incluyendo aquellas acciones formativas necesarias para el correcto desarrollo de las nuevas actividades o para los puestos de trabajo de nueva creación.

Una vez realizado el piloto, se recomienda que la dirección confeccione un informe de conclusiones informando de los resultados a los trabajadores, dentro de su Plan de Comunicación interna. Siempre y cuando cumpla con los requisitos expuestos anteriormente, la empresa pondrá en marcha, a través de un plan de acción, el proyecto en producción, cuyas acciones y actuaciones serán comunicadas en tiempo y forma a los trabajadores y a su representación.

Además, recomiendan la creación de un comité de seguimiento de las tecnologías implantadas en el Centro Productivo de Trabajo, formado por dos representantes de AMETIC y uno de CCOO y UGT.

En conclusión, las entidades consideran que la transformación digital de las empresas es un desafío común, que debe implicar a la dirección y a los trabajadores, imprescindible para construir un tejido productivo eficiente, eficaz y verdaderamente competitivo. Por ello, patronal y sindicatos consideran que “estas recomendaciones representan un paradigma de consenso sobre el que desarrollar este necesario proceso de transformación, conformando así un futuro prometedor y próspero para empresas y trabajadores”.