Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El sector TIC, el segundo que mejor retribuye a sus asalariados

  • Actualidad

Salario, Dinero

El sector TIC es el segundo que mejor paga a sus empleados, solo superado por el industrial. La retribución media del sector tecnológico se sitúa en 25.172 euros.

Más sobre Transformación Digital 

Moderniza los servicios de RR.HH. y aumenta la satisfacción de tus empleados

SAP HANA Platform: despliega todo su potencial en tu negocio

Smart cities, conectando puntos para crear un futuro más inteligente 

Mejores prácticas para implementar una plataforma ágil

NetOps conoce a DevOps. Estado de la automatización de red

Cómo implementar automatización DevOps y lograr una verdadera agilidad cloud

No es un secreto para nadie: el salario medio en cada sector productivo varía notablemente. Según un estudio de Adecco e Infoempleo, el sector industria lidera la retribución media anual en España con 25.669 euros, seguida muy de cerca por el tecnológico, cuya media se sitúa en 25.172 euros. La agricultura, la pesca y la ganadería conforman las remuneraciones más bajas, con un promedio de 20.121 euros, mientras que la construcción y los servicios se sitúan en un punto intermedio, con salarios de 23.956 y 21.629 euros.

El informe muestra datos muy reveladores. El 70,3% de los empleados no se siente suficientemente remunerado en su trabajo, una cifra considerablemente elevada, pero que ha disminuido ligeramente en el último año, cuando era del 72,3%. Ahora, el 29% está contento con su salario (frente al 27% del año anterior) y, de nuevo, el 0,7% considera que su retribución es excesiva para el trabajo que realiza.

Recuperación de los salarios en 2025, según las empresas
Las compañías han seguido ampliando sus plantillas en el último año. Sin embargo, los salarios que han ofrecido son, en su mayoría, inferiores a los que perciben los que ya forman parte de sus equipos y que ocupan puestos similares. En este sentido, el 56,3% de las organizaciones consultadas reconoce pagar un salario inferior a esas nuevas incorporaciones: el 30,2% ofrece una remuneración hasta un 15% inferior a la de aquellos trabajadores que llevan al menos 5 años en la organización; el 17,2%, entre un 15% y un 30% por debajo; el 5,6%, entre un 30% y un 50% inferior; y el 3,3%, hasta un 50% menor. El 35,3%, por su parte, paga salarios similares y el 5,6% está ofreciendo retribuciones superiores a las nuevas contrataciones.

Durante el último año, solo el 16,3% de las organizaciones ha reducido los salarios en su plantilla y el 4,8% solo lo ha hecho en la parte variable. Por el contrario, el 32,9% los ha subido, aunque el 12,1% únicamente ha incrementado la parte variable de la nómina. La mayoría, sin embargo, ha optado por la congelación de sueldos, tal y como ha confesado el 48,9% de los encuestados. De cara a 2019, el 64,8% de las empresas asegura que aumentará la retribución de sus empleados, frente al 35,2% que no lo hará.

De aquellas que sí subirán los sueldos de sus trabajadores, el 28,3% cree que serán los profesionales del área comercial y de ventas los que se beneficien de esta subida y el 26,1% los del área de ingeniería y producción. Menos posibilidades tienen aquellos que realizan su trabajo en las áreas de atención al cliente (10,9%), administración y servicios generales (8,7%), tecnología, informática y telecomunicaciones (6,5%) y dirección general y/o gerencia (4,4%). Sin embargo, son los que desempeñan sus funciones dentro de las áreas de calidad, I+D, PRL y medio ambiente; compras, logística y transporte; diseño y maquetación; inteligencia de negocio y big data; marketing, comunicación y contenidos; y recursos humanos en quiénes menos piensan las empresas a la hora de subir los salarios, ya que solo los han señalado el 2,2% en cada caso.

Preguntadas por un futuro a medio plazo y con el foco puesto en 2025, el 59,7% de las empresas cree que entonces se habrán recuperado los niveles salariales perdidos durante la crisis económica.