Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Cae casi un 28% la inversión en startups tecnológicas en España

  • Actualidad

Inversion

España se ha distanciado del grupo de cabeza de los países europeos que lideran la inversión en empresas de base tecnológica en fase de crecimiento, que está formado por Reino Unido, Francia, Alemania y Suecia. La situación española es calificada de "alarmante" en un estudio, ya que la inversión en rondas en fase de crecimiento fue de 358 millones en 2018, un 27,6% menos que el año anterior.

RECOMENDADOS:

Tecnologías que dan al dato el protagonismo que merece (WEBINAR) 

Cinco retos de la innovación en cloud

Informe IT Trends 2019: La realidad digital de la empresa española

Mejores prácticas para implementar una plataforma ágil

Robo de credenciales: prioriza la seguridad de tus apps

Instalación de Redes WiFi y LAN en Hoteles

La inversión en la fase de crecimiento de las empresas de base tecnológica en Europa se encuentra en máximos históricos, según los datos del informe “Life is Growth”, llevado a cabo por Tech.eu y Stripe. En total entre 2016 y 2018 se han realizado 2.300 rondas que han levantado 30.000 millones de euros. “En total, más de 2.000 startups han alcanzado su fase de crecimiento con un volumen medio de inversión de 10 millones de euros”, dice el informe.

Sin embargo, el 70% de toda esa inversión se ha destinado a startups de Reino Unido, Francia, Alemania y Suecia, un total los 21.000 millones de euros que casi duplica la cantidad cosechada por las empresas de tecnología en los siguientes 20 países del ranking.

Reino Unido sigue siendo el líder absoluto en la inversión en fase de crecimiento (8.820 millones). Francia y Alemania, con 5.440 millones y  4.850 millones respectivamente, están muy cerca y, además, la inversión total en startups en fase de crecimiento en Francia y Alemania creció entre 2017 y 2018 un 27% y 26% respectivamente, mientras que la cifra en Reino Unido se mantuvo estancada.

En España, las cantidades están muy alejadas ya que, según los datos del estudio la inversión en rondas en fase de crecimiento alcanzó en 2018 los 358 millones de euros, lo que representa un 27, 6% menos con respecto a 2017 y lo aleja mucho de los países líderes del entorno. Incluso llega a calificar el dato de “alarmante” en comparación con los datos de ese mismo año de Reino Unido (3.365 millones de euros), Francia (2.372 millones), Alemania (2.079 millones) y Suecia (796 millones).

Las empresas fintech, medtech, healthtech y SaaS son las que resultan más atractivas para los inversores.