Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Bruselas multa a Qualcomm por abuso de posición dominante

  • Actualidad

Qualcomm

Qualcomm tendrá que pagar una multa de 242 millones de euros por abuso de posición dominante en el mercado de chipsets 3G. La Comisión Europea la compañía vendió por debajo de coste para dejar fuera a su competidor Icera, lo que atenta contra las leyes antitrust de la UE.

Qualcomm acaba de ser sancionada por la Comisión Europea al considerar probado que ha abusado de su posición dominante en el mercado de chipsets 3G para expulsar a un competidor, Icera, lo que atenta contra la normativa europea.

La compañía tendrá que pagar 242 millones de euros, esto es un 1,27% de su facturación de 2018.

Como explicó Margrethe Vestager, a cargo de la política de competencia, estos chips de banda base son componentes clave para que los dispositivos móviles puedan conectarse a Internet. “Qualcomm vendió estos productos a un precio inferior al coste a clientes clave con la intención de eliminar a un competidor. El comportamiento estratégico de Qualcomm impidió la competencia y la innovación en este mercado", defendió.

Además, limitó la elección de los clientes en un sector de gran competencia y potencial innovador, explicó la comisaria.

Los hechos por los que se sanciona a la multinacional sucedieron entre los años 2009 y 2011, un period en el que la firma tenía aproximadamente el 60% de cuota del mercado en teste tipo de chipsets, necesarios para que los móviles y tablets se conecten a redes móviles y puedan transmitir datos y voz.

La Comisión considera probada, tras su investigación, que Qualcomm vendió ciertas cantidades de sus chipsets UMTS por debajo del precio de coste a Huawei y ZTE, clientes estratégicos, con la intención de eliminar las posibilidades de Icera, su principal rival.

La compañía ya ha anunciado que recurrirá ya que considera que estas compañías eligieron su producto porque era técnicamente mejor y no por el precio, y alude a que dañó a Icera, que fue comprada posteriormente por Nvidia y siguió compitiendo en el mercado durante varios años después de que se produjeran los hechos por los que ahora Qualcomm está siendo sancionada.