Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El 47% de los empleados está dispuesto a cambiar de ciudad por trabajo

  • Actualidad

Randstad-movilidad laboral 2019

Un estudio sugiere que los españoles encontramos cada vez más natural la movilidad laboral. Sus datos señalan que casi la mitad de los trabajadores estaría dispuesto a cambiar de ciudad por empleo tras las vacaciones de verano. En cambio, el porcentaje baja el 33% si el cambio implica irse a otro país.

Randstad ha elaborado un estudio con el objetivo de conocer las inquietudes de los profesionales tras las vacaciones estivales. Tras realizar una encuesta entre más de 2.000 trabajadores en España, sus datos indican que que el 47% de los profesionales españoles estaría dispuesto a mudarse de ciudad para acceder a un nuevo empleo tras estas vacaciones. 

Según la edad del profesional, cuanto más joven es más disposición tiene de cambiar de ciudad por trabajo. En este sentido, el 61,9% de los menores de 25 años estaría dispuesto a mudarse de ciudad para conseguir un nuevo puesto de trabajo tras las vacaciones. Les siguen los profesionales de entre 25 y 45, de los cuales el 50,5% está dispuesto, mientras que entre los mayores de 45 años, solo el 36,7% lo haría.

Entre los motivos que llevarían a un profesional a cambiar de ciudad, el factor principal es una mejora en el salario (60,5%), seguido por la conciliación entre vida profesional y personal (50,4%). Unas mejores oportunidades de promoción (41,7%) y mayor seguridad laboral (37,6%), son también aspectos muy valorados.

Aunque entre los motivos de trasladarse de ciudad por trabajo las diferencias entre géneros son poco relevantes, sí destaca que la conciliación entre vida profesional y personal es cuatro puntos porcentuales superior en el caso de las mujeres (52,5% frente a 48,8%).

En cambio, la situación es distinta cuando a cambiar de país por empleo se refiere. Solo uno de cada tres ocupados (33%) estaría dispuesto a cambiar de país por empleo tras volver de sus vacaciones.

Aunque los jóvenes vuelven a ser los más dispuestos a un cambio, en el caso de trabajar en el extranjero, los porcentajes son más discretos. El 49,5% de los menores de 25 estaría dispuesto a mudarse de país si mejorase sus condiciones actuales. Les siguen los ocupados que tienen entre 25 y 45 años, con un 36,5%, mientras que solo el 22,3% de los trabajadores mayores de 45 se mudaría de país.

En este caso se valora aún más el salario, ya que sería determinante para el 68,8% de los trabajadores. A continuación se sitúan mejores oportunidades de promoción profesional (51,7%), y un mayor equilibrio entre vida personal y laboral (49,8%). En este caso, las mujeres prefieren aspectos como las oportunidades de promoción (el 56% frente al 49%) o la conciliación personal y laboral (52,2% – 48,3%), más que los hombres, que están interesados en mayor medida en factores como el salario (71,2% – 64,8%).