Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La baja productividad le cuesta a las empresas españolas 35.000 millones al año

  • Actualidad

productividad empresa

Las pequeñas y medianas empresas españolas pierden 35.500 millones de euros anuales por la baja productividad, que achacan principalmente a la fuerte carga administrativa. En el mundo, la cantidad se sitúa en torno a 500.000 millones.

La segunda edición del informe ‘Productivity Tracker’, de Sage, pone en evidencia que el “rompecabezas de productividad” global está lejos de resolverse, de hecho, ha empeorado. Los problemas ligados a la baja productividad han supuesto en el último año la pérdida de alrededor de 500.000 millones de euros, en torno al 2,6% más si se compara con la edición anterior del estudio.

En España, según los datos de este nuevo trabajo realizado a partir de una encuesta de YouGov realizada en doce países, las compañías pierden 35.500 millones de euros anuales por la baja productividad, y los encuestados achacan el problema al tiempo que se dedica a tareas administrativas.

La media del tiempo perdido por el administrador en los doce países, que incluye tareas como perseguir pagos atrasados, procesar facturas y tareas de recursos humanos, supone el 5,2%. En España, ese ratio está en el 10,5%, lo que convierte al país en el que más dedica a labores relacionadas con tareas administrativas. Por debajo del 5% se encuentran países europeos como Irlanda y Alemania, con el 3,6 y 3,9% respectivamente.

A juicio de Luis Pardo, CEO de Sage Iberia, “España invierte el 1,2% de PIB en I+D+i, mientras que otros países europeos alcanzan los 2 puntos. Esto está directamente relacionado con las cifras que el Productivity Tracker señala para España, y es que hay una parte muy importante del tiempo destinado a labores administrativas que, dedicado a trabajos verdaderamente productivos, podría repercutir de forma verdaderamente beneficiosa en las empresas españolas y, por ende, en el grueso de nuestra economía”,

Según la compañía, este problema se podría reducir mediante el uso de soluciones tecnológicas. “La tecnificación de los procesos y el apoyo en las herramientas digitales es imprescindible para alzar la productividad en nuestro país”, añade el directivo.