Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Estados Unidos concede a Microsoft la licencia para continuar trabajando con Huawei

  • Actualidad

Microsoft sede

Microsoft continuará facilitando tecnología de software a Huawei. Así lo ha asegurado la firma quien destaca el Gobierno de Estados Unidos le ha dado una licencia para continuar trabajando con la firma china.

Microsoft ha obtenido la licencia del Gobierno de Estados Unidos con lo que continuará exportando software a Huawei. En un mensaje de correo electrónico a Reuters, Microsoft ha confirmado que el pasado 20 de noviembre el Departamento de Comercio de Estados Unidos concedió la solicitud de Microsoft de una licencia para exportar software a Huawei. “Apreciamos la acción del Departamento en respuesta a nuestra solicitud”.

Esta semana, el Departamento de Comercio de Estados Unidos confirmó que permitiría a algunas empresas estadounidenses volver a trabajar con Huawei. La compañía china fue incluida hace seis meses en una lista negra por, según la Administración Trump, motivos de seguridad nacional.

El pasado miércoles, las autoridades estadounidenses explicaron que se habían recibido, aproximadamente, 300 solicitudes, de las cuales unas 150 ya habían sido procesada y, de ésta, se había concedido a unas 75, es decir, a una cuarta parte del total. Lo que no se ha filtrado es qué soluciones son las que han sido aprobadas para la venta a Huawei, aunque fuentes consultadas por la agencia de comunicación han explicado que la mayoría están relacionadas con la venta de componentes de teléfonos móviles y componentes no electrónicos.

Todavía se desconoce si Google contará con la licencia para seguir trabajando con Huawei. Ésta es vital para que la compañía china pueda cumplir con sus objetivos de crecimiento en el mercado de smartphones. Y es que, sin servicios de Google, la venta de móviles fuera de las fronteras de China no va a ser sencilla.

La concesión de licencias llega en un momento en el que Estados Unidos y China están negociando las condiciones para poner fin a la guerra comercial.