Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Estados Unidos retrasa el veto a Huawei otros 90 días

  • Actualidad

Huawei sede

Estados Unidos ha decidido ampliar el plazo para que sus compañías puedan seguir haciendo negocios con Huawei. Así lo ha asegurado la Administración Trump, quien ha comunicado que el plazo se amplía en 90 días.

Estados Unidos ha decidido ampliar en 90 días el plazo para que sus compañías puedan continuar trabajando con Huawei. Así lo ha comunicado el Gobierno estadounidense quien puntualiza que, a pesar de esta extensión, los organismos continuarán trabajando en la normativa que se aplicará ante la posibilidad de que las soluciones de Huawei representen un riesgo para la seguridad nacional.

Huawei se encuentra en medio de la escalada de tensión entre China y Estados Unidos por la guerra comercial que mantienen y por el desarrollo de 5G. En un primer momento, la intención de la Administración Trump es que los países a los que considera aliados se sumen al bloqueo. No obstante, los principales líderes de Europa han asegurado que, en caso de que la firma cumpla los estándares de seguridad en el desarrollo de 5G, no van a bloquear a Huawei.

La presión sobre la firma aumentó a mitad de año cuando se conoció la decisión de Google, y de otras compañías estadounidenses como Facebook, de suspender sus negocios con Huawei tras la decisión del Gobierno de Donald Trump de incluir a la firma en una lista negra por la que prohíbe a las empresas de Estados Unidos utilizar equipos de telecomunicaciones fabricados por compañías consideradas como riesgo para la seguridad nacional. Aunque en la orden no citaba explícitamente a Huawei, el Gobierno estadounidense ha acusado a ésta de realizar actividades de ciberespionaje para el Gobierno chino, una acusación que Huawei ha negado en diversas ocasiones .

Tras conocerse la decisión, el Departamento de Comercio de Estados Unidos decidió suspender el veto a Huawei hasta el 19 de agosto, otorgando una “licencia temporal” para que algunas compañías continúen dando servicio a los usuarios de smartphones y a las redes de banda ancha rurales de Huawei.