Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Pedro Sánchez destaca en Davos la importancia de la tecnología 'como garantía de futuro'

  • Actualidad

Sanchez Davos

Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, ha intervenido en el Foro Económico Mundial, que se celebra esta semana en Davos (Suiza) para explicar cuáles son las prioridades del recién formado Ejecutivo español. "El crecimiento económico a cualquier precio es inaceptable".

Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, ha comenzado su intervención destacando las fortalezas de España, un país “abierto al mundo”, con “una clara voluntad de luchar por un mundo más cohesionado, justo y sostenible” y cuya economía crece “a mayor ritmo que la eurozona”. A pesar de esto, Sánchez ha puntualizado que nuestro país tiene que “mejorar la competitividad, la productividad y la cohesión para que este crecimiento se sostenga a largo plazo”. Para Sánchez, “el crecimiento económico a cualquier coste es inaceptable”, por lo que ha abogado por crear empleo de calidad “que no genere bolsas de pobreza”.

Tras hablar de la economía, Sánchez se ha referido a la segunda prioridad: la transformación digital. “La inteligencia artificial, la biotecnología o la robótica no son meros eslabones en una cadena del cambio económico, sino que son auténticas palancas para la transformación”. Todos los aspectos de la vida de las personas serán “totalmente distintas a lo que son ahora”. Sánchez ha explicado que su objetivo es “contribuir a una mayor economía y bienestar social para la mayoría de nuestros ciudadanos y no apostar por la descomposición gradual del estado del bienestar”.

El capital humano “será clave” para propiciar el cambio tecnológico. Es por este motivo por el que Sánchez ha asegurado que “el nuevo Gobierno de España desea convertir la educación y la investigación en su centro de gravedad” al ser “garantías de un buen futuro”, especialmente en el caso de la Formación Profesional “que necesita un impulso importante”. El objetivo es crear 200.000 nuevos puestos de Formación Profesional para 2025.  

La transición ecológica, avanzar hacia la igualdad real entre hombres y mujeres o luchar contra la pobreza y la desigualdad han sido otro de los puntos de los que ha hablado Sánchez y que forman parte de los grandes retos que tiene que afrontar el mundo.  

Sánchez ha asegurado que su Gobierno “abordará estos desafíos con una economía más robusta y equilibrada que en el pasado y desde el rigor fiscal. Mantener el compromiso de reducción del déficit y la deuda generará confianza entre los agentes económicos e incrementará el margen de actuación del Ejecutivo para resolver los problemas de los ciudadanos”.

Mención especial para “la justicia fiscal”. El presidente del Gobierno ha reafirmado que “no puede haber justicia social sin justicia tributaria. Hemos avanzado en la redistribución para asegurar que los mercados funcionan de una forma más justa y más democrática”.

Para ello “ya existe un plan claro de lo que debemos empezar a hacer: hablar de impuestos, de tributos, de paraísos fiscales, y abrir las puertas a la justicia fiscal”. Asimismo, ha abogado por “establecer un salario mínimo vital, que asegure que todos los ciudadanos puedan vivir libres de pobreza”, por “un nuevo pacto social” que fortalezca el estado de bienestar, por “abordar el envejecimiento de la población", o por "reforzar el sistema público de pensiones”.

Sánchez ha finalizado asegurando que "tenemos que abrazar la cuarta revolución industrial" para caminar hacia un mundo más justo y sostenible. 

Bárbara Madariaga