Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El coronavirus lo cambia todo: cae la confianza empresarial

  • Actualidad

coronavirus covid19

La confianza empresarial ha caído 11 puntos en solo dos meses como consecuencia del Covid-19. Empresarios y directivos tenían claro ya que la economía española iría a peor en 2020 a principios de la semana pasada cuando se realizó esta encuesta. Sus expectativas de facturación y contratación disminuyen notablemente, a la vez que se moderan los planes de inversión e internacionalización.

Recomendados: 

Informe IT Trends: 2020, el año de la consolidación digital Leer

Ciberseguridad en 2020, ¿qué podemos esperar? Registro

Tendencias TI 2020, visionando el futuro. Webinar ondemand.

KPMG acaba de publicar el informe “La empresa española ante el COVID-10”, un análisis recién salido de la cocina ya que la encuesta se ha realizado en la semana del 9 de marzo.

El estudio, realizado por la firma en colaboración con la CEOE, es concluyente: el 70% de los empresarios y directivos cree que la economía española irá a peor en 2020, frente al 59% que así lo consideraba en la encuesta llevada a cabo entre los pasados meses de diciembre y enero. Además, el porcentaje de empresarios que califica la situación económica actual como buena o muy buena ha descendido entre diciembre de 2019 y marzo de 2020 del 38% al 33%. Estos cambios de percepción tienen como directo culpable la pandemia causada por el coronavirus.

Los participantes en el estudio también reconocían que el coronavirus estaba alterando ya el funcionamiento cotidiano de las empresas. Hay que tener en cuenta que todavía no se había decretado el estado de alarma y el cierre de negocios, motivado por la escalada de contagios, pero sí que sirve para ver cómo estaban de preparadas para afrontar la crisis. En este sentido, solo un 47% cuenta con un plan de contingencia ya en marcha, un 33% no había elaborado un plan de continuidad, aunque preveía hacerlo, y dos de cada diez empresarios no lo tenían contemplado.

Según la encuesta, cuatro de cada diez encuestados seguía pensando que su facturación aumentaría en 2020, pero supone un descenso de 18 puntos porcentuales si se comparado con lo expresado entre diciembre. En el extremo contrario, se incrementa el porcentaje de quienes anticipan un descenso en su facturación desde el 18 hasta el 29%.

En cuanto al empleo, el porcentaje de directivos que anticipa que tendrá que reducir su plantilla se incrementa desde el 23% hasta el 28% y, además, aquellos que esperan contratar más se reducen del 36% al 23%. La inclinación mayoritaria en estos momentos es mantener estable la plantilla.

También cambian los planes de inversión. Caen las expectativas, aunque un 44% aboga por la estabilidad en este ámbito, y algo similar se producirá en el terreno de la expansión internacional, cuya actividad se verá reducida. En este punto, el estudio destaca que aumenta hasta el 10% los que van a disminuir la actividad y caen hasta el 25 desde 34% las expectativas de aumentar su internacionalización.

En general, todos habían implantado medidas para contener el nivel de infección, aumentando las higiénicas y reduciendo los viajes, así como suspendiendo eventos y reuniones numerosas. El teletrabajo era la semana pasada la cuarta medida más aplicada por las empresas, según apuntaba el 63% de los encuestados. En el extremo opuesto, los expedientes de regulación de empleo temporal (ERTES), la detención de las operaciones en países de riesgo o la valoración de entrar en negocios oportunistas eran “medidas residuales”.