Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La aplicación oficial de autodiagnóstico del Gobierno, disponible para cinco regiones más

  • Actualidad

Asistencia COVID-19

Los ciudadanos de Asturias, Canarias, Cantabria, Castilla-La Mancha y Extremadura ya pueden descargarse a aplicación móvil oficial de autodiagnóstico e información, Asistencia Covid 19, un proyecto que surgió en la Comunidad de Madrid y que finalmente ha servido como proyecto piloto. Está a disposición de todas las Comunidades Autónomas que se adhieran.

 

Recomendados: 

Informe IT Trends: 2020, el año de la consolidación digital Leer

Ciberseguridad en 2020, ¿qué podemos esperar? Registro

Tendencias TI 2020, visionando el futuro. Webinar ondemand.

Asturias, Canarias, Cantabria, Castilla-La Mancha y Extremadura se unen a la Comunidad de Madrid, donde se hizo el proyecto piloto de esta aplicación móvil oficial de autodiagnóstico e información, que ya se ha puesto a disposición de todas las autonomías que se adhieran a la iniciativa.

El día 18 de marzo la Comunidad de Madrid puso a disposición de sus ciudadanos CoronaMadrid, el resultado de un proyecto impulsado por el Gobierno regional que fue llevado a cabo por las empresas Carto, ForceManager y Mendesaltaren. Éste fue el germen de Asistencia Covid-19, que ahora está disponible para estas nuevas Comunidades Autónomas y está a disposición del resto.

La herramienta, disponible vía web  y como app para Android e iOS, se ha desarrollado para que los ciudadanos que crean tener síntomas puedan realizar una autoevaluación, acceder a recomendaciones de actuación, así como recibir información actualizada y recordatorios para realizar un seguimiento periódico del estado de salud, aunque “en ningún caso constituye un servicio de diagnóstico médico, de atención de urgencias o de prescripción de tratamientos farmacológicos”, según advierten desde la Secretaría de Estado de Transformación Digital e Inteligencia Artificial, que comanda Carmen Artigas.

El Gobierno persigue con esta iniciativa descongestionar los teléfonos de atención sanitaria de las diferentes comunidades autónomas y ofrecer información oficial y de confianza a la ciudadanía, y también “disponer de datos unificados y homogéneos” que contribuyan a la gestión de la epidemia. Además, como informa en un comunicado, está previsto liberar el código fuente para que otros organismos oficiales puedan implementar sus propias versiones de la aplicación, adaptando la herramienta a su protocolo sanitario de autoevaluación y triaje.

El Gobierno garantiza la protección general y seguridad de los datos de la población que se recogen a través de su uso. "Nuestra intención es que todas las comunidades autónomas puedan acceder a la misma velocidad a los beneficios que la tecnología pone a nuestra disposición en esta lucha común contra la pandemia", ha declarado la secretaria de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial, Carme Artigas.

La aplicación, a través de la solicitud de una serie de datos de identificación y de salud relacionados con los síntomas experimentados, permite ofrecer recomendaciones y pautas de actuación. Además, a través del sistema de geolocalización vía GPS del teléfono móvil, con permiso del usuario, se validará la comunidad autónoma en la que se encuentra para personalizar las respuestas en función de los protocolos de cada una de ellas.

Sobre este punto, como explican desde la Secretaría, “todos los datos que recaba son necesarios para poder asesorar a cada persona. En ningún caso se utilizan para realizar un control del cumplimiento de las medidas de contención. Solo se permitirá el acceso a los datos a los profesionales sanitarios y a las autoridades competentes autorizadas”.

Los datos personales serán conservados durante el tiempo que perdure la crisis sanitaria y, una vez finalizada, serán agregados de forma anónima para tratarlos con fines estadísticos, de investigación o de planteamiento de políticas públicas, durante un período máximo de dos años.

Para su desarrollo, el proyecto ha contado también con la colaboración de Telefónica, Ferrovial, Google y Santander, que han cedido equipos y capacidades para desarrollar estas soluciones, así como con la ayuda de expertos en derecho, ética, programación, aplicaciones móviles y salud, aparte de las empresas antes mencionadas.