Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Liquidez y tesorería, las áreas que más están sufriendo la crisis

  • Actualidad

descenso COVID

Las áreas de liquidez y tesorería, unidas a la estrategia comercial, son las que más están sufriendo los efectos de las crisis sanitaria, económica y social, según los datos que manejan KPMG y CEOE.

 

Recomendados: 

WEBINAR >> Teletrabajo: productividad, flexibilidad y seguridad a pleno rendimiento Registro 

WEBINAR >> Autenticación y gestión de identidades, el nuevo perímetro de seguridad Registro

El impacto humano, social y económico del Covid-19 ha cambiado notablemente el sentimiento empresarial, según los datos del Global Capital Confidence Barometer publicado por EY hace unos días.  y, por eso, no es de extrañar que la confianza de los empresarios en la marcha de la economía cae al nivel de 2013, de acuerdo con el tercer sondeo del informe “La empresa española ante el Covid-19”

Esta encuesta apunta que la crisis está afectando a todas las áreas de las compañías aunque sobresale sobre el resto los ratios de liquidez y la tesorería, que es mencionada por el 55% de los encuestados, dos puntos porcentuales menos en este caso que hace dos semana, es decir, finales de marzo, y que estas opiniones se recogieron entre el 13 y el 17 de abril. Les siguen la estrategia comercial, que ha sido modificada por el 55% de los directivos, frente al 49% del anterior sondeo. Por el contrario, conforme pasan las semanas el impacto de la crisis en la gestión de personas se va a asimilando de forma que este aspecto pasa a una tercera posición, señalada por 47% de los directivos, frente al 63% anterior.

Todas las medidas que están tomando las empresas son fruto de la caída de la actividad derivada de las restricciones provocadas por el estado de alarma, aun así un 32% ha podido mantener activa más del 80%. Por el contrario, un 34% ha podido mantener funcionando menos de un 20% de su actividad.

Como era de esperar, todo lo anterior encaja con la opinión que tienen los empresarios españoles sobre el futuro de economía. A un año vista, la situación no mejora sustancialmente ya que el 67% cree que la economía española estará peor o mucho peor, aunque llama la atención que esta cifra es 5 puntos porcentuales inferior a la de hace dos semanas, o lo que es lo mismo, disminuye levemente el pesimismo de los empresarios españoles respecto al futuro a medio plazo.

En este escenario, y como era de esperar, el capítulo de la inversión es otro de los que sufrirá, ya que el 64% de los empresarios asegura que lo reducirá, frente al 56% de hace solo dos semanas, lo que da una idea de la velocidad a la que se están precipitando los acontecimientos relacionados con esta crisis sanitaria.

Otra de las conclusiones que arroja este informe es la relativa a la presencia internacional que, pese a todo y seguramente fruto de las enseñanzas aprendidas de la anterior crisis económica, se mantiene fuerte ya que solo el 19% de los empresarios asegura que la reducirá. No obstante, esto supone un aumento de 6 puntos porcentuales respecto al anterior dato.