Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El ecosistema emprendedor español avanza hacia la madurez

  • Actualidad

emprendimiento startup

España cuenta con un ecosistema emprendedor cada vez más maduro, a la altura de otros de referencia mundial. De media, las startups locales tienen 2,5 años de vida y cada vez generan más empleo.

Recomendados: 

Inteligencia Artificial, ¿cómo lo aplico en mi empresa? Webinar

Almacenamiento de vanguardia para la pyme Leer

Las startups españolas se hacen mayores y ya suman de media 2,5 años de vida. Además, crece el porcentaje de scaleups, es decir, de proyectos con modelos de negocio muy consolidados, en la fase de mayor desarrollo, que han registrado un crecimiento medio de la facturación o de empleados del 20% anual en un período de tres años.

España ya cuenta con un 15% de scaleups y se posiciona al nivel de otros ecosistemas emprendedores de referencia mundial, como Europa (14%), Asia (15%), EE.UU. y Canadá (16%). El dato más elevado de scaleups lo encontramos en Latam, con un 26%.

Son datos del "Mapa del Emprendimiento en España 2020", que acaba de publicar Spain Startup-South Summit como antesala de su evento anual que tendrá lugar entre el 6 al 8 de octubre y que incluye una radiografía de cómo es el emprendedor español.

Además, la madurez del ecosistema emprendedor en España se mide también por la capacidad de generación de oportunidades laborales. Un 76% de startups cuenta con entre dos y diez empleados, un 30% más que en 2019. La contratación laboral se presenta en clave positiva para 2021, con un 66% de proyectos que quiere contratar a nuevos profesionales en sus equipos, gracias a las nuevas necesidades de empleo digital que demanda el mercado actual, para el que las startups están preparadas por su propia estructura.

De hecho, los emprendedores españoles creen en la fuerza del equipo para la creación de una startup, que de media tiene tres fundadores en España, lo que permite una mayor complementariedad de perfiles. Además, 4 de cada 10 startups cuentan con equipos formados por hombres y mujeres, un 6% más que en 2019.

En cuanto a sus resultados, en España un 12% de startups tiene EBITDA positivo, un índice superior al del resto de Europa (10%), pero por debajo de ecosistemas como el latinoamericano (16%). En general, los datos analizados muestran que es más fácil conseguir este índice positivo para industrias de ciclo corto, como Cultura, Real Estate, el ámbito de la comunicación o la digitalización de servicios. En el lado opuesto, con más dificultades para obtener EBITDA positivo, se sitúan Salud, Bienestar o Agricultura, por tratarse de sectores con un ciclo más largo. En cualquier caso, en España logran en mayor medida EBITDA positivo los proyectos que cuentan con fondos propios como fuente de financiación, según seis de cada 10 startups.

Fintech, Salud y Educación son los sectores en los que surgen más nuevos proyectos.