Casi la mitad de las empresas mantendrán el teletrabajo en el largo plazo

  • Actualidad

teletrabajo home office

El 45% de las empresas tiene la intención de mantener el teletrabajo en el futuro, mientras que un 37% se muestra indecisa y un 18% no seguirá utilizando este modelo cuando la situación provocada por la pandemia desaparezca.

Recomendados: 

Planes flexibles para la compra de tecnología. Conoce ISIT de Sothis Webinar

Teletrabajo en 2020, el futuro se hace presente Leer 

Según una encuesta de InfoJobs, cerca de la mitad de las compañías (45%) piensan mantener el teletrabajo en el futuro, y torno a una de cada tres (37%) se muestra indecisa. Hay también un 18% que tienen claro que no continuarán con este modelo a largo plazo. En este punto, las pequeñas y medianas empresas  son las que más intención tienen de conservarlo (51%), frente al 38% de las pequeñas.

Por sectores, las compañías pertenecientes a negocios como la consultoría, investigación, salud, educación, cultura son las que más intención tienen de mantenerlo (60%), seguidas de las organizaciones del sector terciario (40%) y primario-secundario (32%).

Destaca también que la mayoría de empresas están de acuerdo con todas las cláusulas de la Ley del Teletrabajo (nueve de cada diez están a favor de garantizar el derecho del trabajador a la desconexión digital, encargarse de la dotación y mantenimiento de los equipos, y mantener los derechos y condiciones laborales contemplados en el trabajo presencial), aunque es verdad que el pago de gastos por parte de la empresa es la que más discrepancias levanta, con un 45% de las empresas que son contrarias a ello.

Por su parte, la mayoría de los empleados encuestados apuesta en el futuro por un modelo híbrido que aúne lo mejor de ambas modalidades. Así, a un 36% de los encuestados les gustaría teletrabajar siempre desde casa, e ir solo a la oficina por necesidad; mientras que un 40% preferiría teletrabajar solo dos o tres días a la semana. Otro 21% de la población activa señala que le gustaría tener la posibilidad de trabajar a distancia de manera puntual, si existe la necesidad.