Pros y contras del teletrabajo, tras un año desde su explosión

  • Actualidad

teletrabajo3

Las restricciones implantadas a lo largo del último año para limitar los contagios por la pandemia han implicado la adopción masiva del teletrabajo como modelo de trabajo. A un año vista, un estudio de InfoJobs ha identificado los pros y los contras del modelo de trabajo. Entre los primeros, el ahorro en tiempo de desplazamientos y la comodidad; entre los segundos, la desvinculación emocional con la empresa y la reducción de límites horarios.

Recomendados: 

Planes flexibles para la compra de tecnología. Conoce ISIT de Sothis Webinar

Teletrabajo en 2020, el futuro se hace presente Leer 

La adopción masiva del trabajo a distancia ha motivado la creación de un marco legal para regularlo a través de un decreto-ley en en diciembre de 2020. Así, por ejemplo, trabajar media jornada desde casa o un día completo de manera puntual son consideradas prácticas flexibles en vez de teletrabajo. Y es que, para que las reglas del nuevo decreto se apliquen, es necesario que las horas trabajadas en remoto sean al menos el 30% de la jornada laboral, durante un periodo de tres meses, lo que equivale a un día y medio a la semana. Del mismo modo, la ley establece que es la empresa la encargada de la dotación y mantenimiento de los medios y equipos que necesita el trabajador para ejercer su actividad a distancia.

Seis meses después de la aprobación de dicho decreto ley, el 40% de los españoles afirman sin embargo que la principal problemática del actual teletrabajo es el incremento de los gastos de luz e internet en el hogar, según datos del Informe de InfoJobs sobre Teletrabajo, elaborado en colaboración con The Cocktail Analysis.

Aspectos que preocupan
La desvinculación emocional con la empresa/compañeros (34%) y la disminución de los límites horarios (31%) son los otros dos aspectos que más preocupan a los trabajadores. Además, el 27% destaca haber padecido problemas físicos tales como dolores musculares o problemas de visión con motivo del teletrabajo. En el caso de las mujeres, este porcentaje sube hasta el 35%, catorce puntos porcentuales por encima del dato facilitado por los hombres. Además, uno de cada dos encuestados afirma también haber sufrido problemas de carácter psicológico durante este último año: estrés, ansiedad o falta de motivación. 

Otras dificultades derivadas que los encuestados han comentado también en este estudio son problemas para concentrarse por haber distracciones en casa (23%), falta de productividad o rendimiento (10%) y falta de creatividad (5%).

Las ventajas 
Por el contrario, la posibilidad de trabajar de forma remota durante estos meses ha proporcionado varios beneficios a los trabajadores españoles. Así, el ahorro en tiempo de desplazamiento (55%) es la principal ventaja destacada por la población activa en lo que se refiere a este modelo laboral, seguido de la comodidad (52%) y la mejora de la conciliación (48%).

A continuación aparecen también la flexibilidad horaria (46%), el ahorro del gasto en los desplazamientos (44%), la posibilidad de trabajar en otros lugares (35%), el incremento de la autonomía (26%), la mayor productividad (24%) y la generación de menor estrés (23%).

Por rango de edad, los jóvenes de 16 a 34 años son los que más destacan las ventajas del teletrabajo. Así, por ejemplo, aspectos como el ahorro en tiempo de desplazamiento, la comodidad o la posibilidad de trabajar desde otros lugares difieren en casi diez puntos porcentuales con los datos de la media nacional.

Un futuro que combina el trabajo físico y a distancia
Al final, la mayoría de los encuestados apuesta en el futuro por un modelo híbrido que aúne lo mejor de ambas modalidades. Así, a un 36% de los encuestados les gustaría teletrabajar siempre desde casa, e ir solo a la oficina por necesidad; mientras que un 40% preferiría teletrabajar solo dos o tres días a la semana. Otro 21% de la población activa señala que le gustaría tener la posibilidad de trabajar a distancia de manera puntual, si existe la necesidad. Por otra parte, a seis de cada diez trabajadores que no están teletrabajando actualmente, les gustaría tener esta posibilidad.