Cómo puede una tecnológica ayudar a proteger el planeta: el ejemplo de NetApp

  • Actualidad

sostenibilidad

Con motivo del Día Mundial de la Tierra, NetApp ha compartido una serie de recomendaciones y buenas prácticas que aplica para la preservación y cuidado de nuestro entorno en áreas como la administración eficiente de la energía, la gestión de residuos o la monitorización y medición de los gases de efecto invernadero.

Teniendo en cuenta el consumo tecnológico, la TI consumirá, como mínimo el 8% de la demanda de electricidad mundial en 2030, comparado con el 2% en 2020. Sumándole que, además, el almacenamiento de datos es el responsable de entre el 10% y 15% del consumo de energía de los data centers y que sólo utilizamos un 32% de los datos creados, el impacto medioambiental del almacenamiento de datos no es despreciable.

En este sentido, dos de las recomendaciones que ofrece NetApp para ayudar y contribuir en el cuidado del medio ambiente de sus clientes, desde la perspectiva de cloud, es que, por un lado, deben definir los datos que realmente interesan ya que solo un tercio son utilizados y, por otro, deben también apostar por el modelo de cloud híbrido. La compañía sostiene que, de esta manera, se reducirá la enorme cantidad de datos de que dispone cada empresa y, en consecuencia,, las emisiones de CO2.

Siguiendo esta misma línea, NetApp ha desarrollado una estrategia Cloud First para llevar a cabo un enfoque altamente sostenible en el almacenamiento de datos. El objetivo es priorizar y filtrar esos datos mediante Cloud Insights para, después, detectar los recursos infrautilizados e identificar los datos más valiosos, permitiendo eliminar el desperdicio en energía de los centros de datos.

De hecho, a través de estas iniciativas, NetApp ha reducido su consumo global de energía en un 20% desde 2015 y ahora está ahorrando suficiente energía para abastecer a 44.000 hogares al año.

Por otro lado, según explica la compañía, se ha sometido de nuevo a un proceso de revisión de sus acciones medioambientales, con varios logros en todas las áreas. En concreto, la compañía ha progresado en estos apartados a nivel mundial:

-- GEI: continúa aumentando los esfuerzos de la compañía para medir, monitorear e informar de las emisiones de GEI, con un enfoque específico, pensado para analizar de manera más completa las Emisiones de alcance 3. Los clientes preguntan con frecuencia sobre las iniciativas para combatir el calentamiento global y, como proveedor de productos y servicios, también suelen pedir más información sobre la huella de carbono del ciclo de vida de los productos.

-- Energías renovables y eficiencia: a través de un programa de administración de energía, ha mejorado, en general, la eficiencia energética en todas las instalaciones a nivel mundial, a través de una combinación de esfuerzos, incluido el diseño eficiente de energía, tecnologías de iluminación avanzadas y la comisión retroactiva, para mejorar el rendimiento de las instalaciones existentes. Por ejemplo, el campus de Bangalore, en la India, utiliza más del 80% de energía renovable, extraída de fuentes de generación eólica y minicentrales hidroeléctricas. También tiene una pequeña planta solar en el sitio con una capacidad de aproximadamente 100kW. A finales de 2020, NetApp contrató a la empresa de servicios públicos local para suministrar en el site de Wichita casi 100% de energía eólica.

-- Residuos: desvía la mayor cantidad posible de residuos de los vertederos mediante el reciclaje y el compostaje, y se anima a los empleados a optar por materiales reutilizables en las salas de descanso y cafeterías.

-- Agua: toma medidas para conservar el agua en todas sus operaciones. Para todo el riego, el campus utiliza agua recuperada no potable provista por la compañía de servicios públicos local. Asimismo, el campus de Bangalore recicla aguas residuales para reutilizar para irrigación y torres de enfriamiento, haciendo del lugar una instalación de descarga cero.

Entre sus próximos objetivos, quiere seguir trabajando en hacer que sus operaciones como empresa sean sostenibles; facilitar informes medioambientales de sus soluciones y conseguir que estas ayuden a que los negocios de sus clientes sean sostenibles.