Así han cambiado las prioridades en las agendas de los CEOs

  • Actualidad

Directivo

Un nuevo estudio de Gartner evidencia que las prioridades de negocio de los primeros directivos han cambiado. Los temas relacionados con las plantillas, como la retención del talento, suben en su lista, ligeramente por detrás de los que tienen que ver con la digitalización y la ciberseguridad y muy por delante de los financieros, como la rentabilidad o el flujo de caja.

Las perspectivas de los CEOs y altos ejecutivos están cambiando en 2022 en el actual contexto, marcado por una serie de tendencias que se han afianzado desde el inicio de la pandemia, como las nuevas formas de trabajo, y realidades con las que lidiar, como la fragilidad de las cadenas de suministro globales o la invasión rusa de Ucrania, que agrava problemas ya existentes con anterioridad, como la inflación.

Al mismo tiempo, lejos de disminuir, siguen tratando de impulsar el negocio digital. La inteligencia artificial (IA) es la tecnología que consideran que más impactará en sus empresas por tercer año consecutivo, seguida del En cambio, de los 400 altos ejecutivos de Norteamérica, EMEA y Asia-Pacífico participantes en el estudio, solo el 37% considera que el metaverso será una clave para su empresa, frente un 63% que creen que no es aplicable o es muy poco probable que sea crítica para la organización.

Es reseñable también que la sostenibilidad ambiental entra por primera vez en las lista d ellas diez prioridades estratégicas, en concreto, se sitúa en el octavo puesto. Esto se debe, según Gartner, a la presión que sienten los líderes empresariales por parte de ‘stakeholders’ clave para avanzar en esta cuestión. En este sentido, el 64% de los CEOs coinciden en que los esfuerzos que las empresas realizan en torno a los criterios ESG atraen a los inversores. Como resultado, del 80% de los directores ejecutivos que tienen la intención de invertir en productos nuevos o mejorados este año y el próximo, la sostenibilidad fue citada como el tercer impulsor más importante, solo por detrás del desempeño funcional y la calidad general. La sostenibilidad también aparece como un diferenciador competitivo para los directores ejecutivos en 2022 y 2023; de hecho, está al mismo nivel que la confianza en la marca entre los encuestados.

La inflación, un problema persistente
El 62% de los directores ejecutivos ven la inflación general de precios como un problema persistente o de largo plazo. Su principal respuesta a la inflación es aumentar los precios (51% de los encuestados), en lugar de responder con productividad y eficiencia (22% de los encuestados). De hecho, la productividad y la eficiencia ni siquiera se encuentran entre las diez principales prioridades comerciales para los directores ejecutivos este año.