Funcas vuelve a rebajar la estimación del crecimiento de la economía española

  • Actualidad

Bajada

Tras consultar a los 19 servicios de análisis a partir del cual elabora su estudio, la previsión del centro de análisis es que el PIB crezca un 4,3% este año. Por tanto, ha revisado a la baja su anterior estimación de crecimiento para 2022 por la debilidad de la demanda externa. Funcas pronostica que la economía crecerá todavía menos en 2023, un 3%.

El Panel de Funcas, que se publica cada dos meses, ha rebajado cinco décimas la previsión de crecimiento para la economía española este año, hasta el 4,3%. Según explica el think tank, dedicado a la investigación económica y social, 15 de los 19 panelistas han empeorado sus estimaciones tras un avance del PIB menor de lo esperado en el primer trimestre, la debilidad que muestran los escasos indicadores disponibles hasta ahora del segundo trimestre y las expectativas de que también se registre un menor crecimiento en los trimestres que quedan del año.

La demanda nacional aportará 3,3 puntos porcentuales, ocho décimas menos respecto al consenso de marzo, con una fuerte revisión a la baja del consumo público y privado y de la inversión, en esta última especialmente en la rama de construcción. El sector exterior sumará un punto al PIB, lo que supone una mejoría de tres décimas debido a la rebaja del crecimiento esperado de las importaciones.

Las perspectivas de recuperación se empañan tanto en España como en el resto de los principales países por la intensificación de las incertidumbres en todo el mundo. Las perturbaciones geopolíticas y de oferta agravan las tensiones inflacionistas, abocando a un endurecimiento de la política monetaria, con el consiguiente impacto en la demanda.

La previsión para el crecimiento del PIB en 2023 se sitúa en el 3%, lo que supondría una desaceleración de 1,3 puntos como consecuencia del debilitamiento de la aportación de la demanda nacional y, sobre todo, por la nula contribución del sector exterior.

Inflación y empleo
La tensiones inflacionistas han llevado a revisar al alza la previsión de la inflación media para este año en 1,5 puntos porcentuales, hasta el 6,9%. En los próximos meses descendería hasta acabar con una tasa interanual en diciembre del 4,3%. Para 2023, los panelistas prevén una moderación hasta una tasa media anual del 2,2%, con una interanual del 1,8% en diciembre. La inflación subyacente sería del 3,6% y del 2,4%, respectivamente en 2022 y 2023.

En cuanto al mercado laboral, el ritmo de crecimiento del empleo se desacelerará. La estimación media para 2022 se ha reducido en seis décimas, hasta el 2,9%, mientras que la previsión para 2023 se sitúa en el 1,9%. Por su parte, la tasa de desempleo media anual seguirá bajando, hasta el 13,7% en 2022 (dos décimas menos que en la anterior previsión, y al 13,2% en 2023.

Por último, el Panel prevé una reducción del déficit público en estos dos años. En 2022 se situaría en el 5,5% y en 2023 en el 4,8%, lo que supondría una desviación de cinco y nueve décimas, respectivamente, frente a la previsión del Gobierno.