La Xunta de Galicia entra en el consorcio Govtech4all: qué es y qué persigue

  • Actualidad

Xunta Galicia

La Xunta, a través de la Agencia para la Modernización Tecnológica de Galicia, acaba de adherirse a un Acuerdo de Colaboración con otras 21 agencias gubernamentales y empresas europeas con el objetivo de crear un mercado único de nuevos modelos de innovación tecnológica aplicadas a la administración.

Este consorcio, denominado Govtech4all, pretende abrir el mercado de tecnología del sector público para garantizar que los Administraciones utilicen las mejores soluciones, sin estar condicionados por la necesidad de ajustarse mejor a los procesos de adquisición o por la tendencia a adquirir tecnología “autóctona”.

En el Acuerdo Marco de Asociación participan, a parte de la Xunta, agencias y empresas de 15 países europeos: España, Bélgica, Portugal, Polonia, Países Bajos, Suecia, Grecia, Letonia, Luxemburgo, Alemania, Estonia, Dinamarca, Lituania, Francia e Italia. Por parte de España, los firmantes hasta este momento son el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, el Ayuntamiento de Madrid, Gobe y Lantik (sociedad participa en exclusiva por la Diputación Foral de Vizcaya para la transformación digital).

Según explican los promotores de la iniciativa, “Govtech4all promoverá nuevos modelos de innovación del sector público” y permitirá que “los sectores público y privado, los organismos de investigación y las ONG trabajen juntos para aprender unos de los otros, ofrecer proyectos pilotos comunes y elevar el perfil de ‘govtech’ en cada país a un nivel que se pueda considerar lo de la UE”.

El enfoque central del proyecto es la elaboración de entre cuatro y seis proyectos piloto conjuntos en los que se aplique un amplio conjunto de metodologías de gobierno inteligente. En este contexto, “las incubadoras, los laboratorios de innovación y los equipos digitales de ‘Govtech’ diseñarán los desafíos a través de un enfoque de creación conjunta”. Además, el consorcio tendrá también como objetivo crear conciencia sobre los gobiernos inteligentes, disponer de un mapa de situación sobre el desarrollo de las administraciones digitales y compartir las lecciones aprendidas entre los socios y otros actores de la UE”.