Tres de cada cuatro españoles están lejos de la desconexión digital

  • Actualidad

portatil empleado digital

La desconexión digital ha mejorado 7 puntos porcentuales respecto al año pasado, cuando el 82% de los españoles aseguraba responder llamadas o correos electrónicos fuera de su horario laboral. Hoy, ese ratio está en el 75%, según el último informe que ha realizado InfoJobs sobre este tema.

La desconexión digital es un derecho laboral de los empleados, incluidos los que trabajan a distancia, a no conectarse a ningún dispositivo digital de carácter profesional o software de la empresa durante sus periodos de descanso y vacaciones y a no contestar a las llamadas, mensajes de WhatsApp, correos electrónicos, videollamadas o cualquier otro tipo de comunicación digital del ámbito laboral y fuera del horario habitual de trabajo. Así se recoge en el artículo 88 de la Ley Orgánica 3/2018 de Protección de Datos Personales y Garantía de los Derechos Digitales (LOPDGDD) y en el artículo 18 de la Ley 10/2021 de teletrabajo y trabajo a distancia. Las empresas, por su parte, deben respetar el tiempo de descanso, los permisos y vacaciones y desarrollar políticas internas para cumplir con la desconexión digital tras consultar con los trabajadores o sus representantes. 

Pero la realidad es que la desconexión digital sigue siendo insuficiente. Así lo demuestra el último Informe sobre Desconexión Digital de InfoJobs, que señala que el 75% de los trabajadores españoles responden llamadas o emails fuera del horario laboral. Si bien es cierto que existe una mejora respecto al año pasado, cuando el dato ascendía al 82%, las cifras aún están lejos de las buenas prácticas y muy por encima de las reflejadas antes de la pandemia (en 2020 el porcentaje era del 63%).

Además, pese a que las vacaciones de verano son percibidas como un momento prioritario de desconexión y es cierto que el porcentaje de trabajadores que no desconecta digitalmente se reduce a un 64% en este periodo, uno de cada cuatro empleados reconoce que se conecta “siempre que sea necesario” durante sus periodos vacacionales.

Los hombres desconectan menos que las mujeres
En términos de poca desconexión, el perfil de trabajador es el de un hombre, entre los 45 y los 65 años, autónomo o trabajador por cuenta propia y con cargo de responsabilidad.

Por otro lado, el perfil del profesional que más consigue desconectar es mayoritariamente mujer, joven (de 16 a 34 años), que trabaja por cuenta ajena (indefinidas, temporales y en prácticas) y con cargo de empleada o especialista.

¿Por qué no desconectamos?
Sentir la obligación de responder llamadas telefónicas, mensajes o correos electrónicos fuera del horario laboral sigue siendo el motivo principal de no desconexión para los españoles, pues casi la mitad de los trabajadores (un 47%) alegan esta causa como justificante de no desconexión. Le siguen la exigencia del puesto de trabajo (38%) y los asuntos pendientes de resolver (24%). Los motivos de desconexión no han experimentado grandes variaciones respecto al año pasado, salvo por la mayor percepción de asuntos pendientes y el esfuerzo que conlleva desconectar, que han aumentado 4 puntos porcentuales respecto a 2021.

También influye la posición dentro de las empresa: a mayor responsabilidad, menor capacidad de desconexión. Hasta el 62% de los directivos/gerentes en España afirman conectarse fuera del horario laboral siempre que sea necesario (el 55% lo hace incluso en vacaciones), mientras que, en el caso de los mandos intermedios, este porcentaje se reduce al 41% (33% en vacaciones). Finalmente, en lo que se refiere a los empleados y especialistas, las menciones descienden hasta el 28% (24% en vacaciones).

A nivel general, los segmentos más jóvenes son los que más desconectan, especialmente en época de vacaciones pues un 40% de los trabajadores entre 25 y 34 años afirman no conectarse nunca fuera del horario laboral.

Medidas más deseadas
A la pregunta de qué soluciones al problema de la desconexión digital encuentran más oportunas,los españoles apuestan por una regulación por convenio laboral del derecho a no atender el móvil y el correo fuera del horario laboral. Esta medida es secundada por un 40% de los trabajadores y le sigue la de crear un sistema de guardias remuneradas para vacaciones y fines de semana para que el resto de los trabajadores puedan descansar (30%). Finalmente, un 28% aboga por establecer un control de horario más estricto, incluyendo las interrupciones fuera del horario laboral como horas extra, una medida que no aparecía el año pasado

Por otro lado, los trabajadores indefinidos y los mandos intermedios se muestran especialmente interesados en la creación de un sistema de guardias remuneradas (31% y 33%, respectivamente). Los temporales o en prácticas prefieren la regulación por convenio del derecho a no atender el teléfono y el correo electrónico fuera de horario (44%).