Funcas mejora sus estimaciones de crecimiento de la economía española para 2022 y 2023

  • Actualidad

Big Data crecimiento

La Fundación de las Cajas de Ahorro (Funcas) ha revisado al alza las previsiones de la economía española tanto de 2022 como de 2023. Calcula que el año pasado concluyó con un crecimiento del PIB del 5,2%, mientras que eleva en tres décimas las estimaciones para 2023, hasta el 1%.

  Recomendados....

» Transformación digital de la industria farmaceútica y de la salud Leer
» ERPs: cómo implantar SAP/4 HANA Cloud en 12 semanas y a mitad del coste que oferta la industria Guía
» Plataformas de comunicaciones bajo suscripción: flexibilidad y control Informe

El centro de análisis ha elevado las previsiones para la economía española de 2022 y 2023 tras la revisión por parte del INE de las cifras de crecimiento en la primera parte del ejercicio pasado, ajuste al que se suma la tendencia de moderación de los precios energéticos. Así, el PIB habría crecido en 2022 un 5,2%, siete décimas más de lo previsto en octubre, y un 1% este año frente al 0,7% apuntado en la anterior estimación.

En sus previsiones para la economía española 2022-2024 https://www.funcas.es/wp-content/uploads/2023/01/Previsiones-economicas-para-espana-2022-2024.pdf, espera también que la economía se acelere el próximo año hasta crecer el 1,8%, lo que permitiría recuperar el nivel de actividad previo a la pandemia.

Aunque para este año todos los componentes del PIB se han revisado al alza, la desaceleración se producirá fundamentalmente "porque la mayoría de hogares ya no dispone de un colchón de ahorro para sostener su gasto en consumo", explica Funcas. El encarecimiento de la cesta de la compra, junto al descenso del 1,1% en la renta disponible bruta de los hogares durante los tres primeros trimestres de 2022, ha supuesto una sustancial caída de la tasa de ahorro hasta el 5,7%, nivel inferior a la media del 6,8% registrada en el periodo 2013-2019.

El crecimiento del PIB previsto para 2023 presenta importantes variaciones en su perfil trimestral. Tras la leve caída anticipada en el primer trimestre, para el resto se esperan avances cercanos al 0,4%. La desescalada del IPC iniciada en los últimos meses continuará y atenuará la pérdida de la capacidad adquisitiva de las familias y el alza de los costes energéticos de las empresas. Su efecto expansivo compensará el giro más restrictivo en materia de política monetaria y se hará más patente a partir de la primavera. 

El deflactor del consumo privado crecerá este año un 4,4%, ocho décimas menos que en la anterior previsión, por el abaratamiento de la energía. Por su parte, el deflactor del PIB, la variable que mejor refleja la dinámica subyacente, aumentará un 4,1% (tres décimas menos). Esta previsión asume una contención de los efectos de segunda ronda. El descenso de la inflación se afianzará en 2024, asegura Funcas.

En lo que respecta al trabajo, el mercado laboral acusará la desaceleración, pero sin revertir la recuperación registrada en los últimos meses. Funcas prevé la creación de casi 100.000 empleos netos este año y de 250.000 adicionales en 2024 (en términos equivalentes a tiempo completo). Con ello, la tasa de paro podría bajar hasta el entorno del 11,5% al final del periodo de previsión, todavía el peor dato de la UE. 

En 2023, Funcas dice que "apenas se avanzará" en la contención de los desequilibrios de las finanzas públicas por el enfriamiento de la economía y la indiciación de las pensiones. El déficit público rondará el 4,3% del PIB y la deuda pública se situará en el 110%, cifras que mejorarán en 2024 en línea con la recuperación.

En su analisis subraya también que los bancos centrales continuarán con las subidas de los tipos de interés con el objetivo de enfriar la demanda y moderar los efectos de segunda ronda. Las previsiones incorporan incrementos de la facilidad de depósitos del BCE hasta el 3,25% en el segundo trimestre de este año, momento a partir del cual se mantendría sin grandes cambios hasta principios de 2024, cuando empezaría a descender.