Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Amazon recurre el contrato que el Pentágono otorgó a Microsoft

  • Cloud

El Pentágono

Amazon ha decidido recurrir la decisión del Pentágono de adjudicar a Microsoft el contrato para el almacenamiento de datos en la nube. El contrato está valorado en 10.000 millones de dólares y la decisión se dio a conocer a finales de octubre.

Tras mucha polémica y un largo proceso, en el que parecía que Amazon lograría hacerse con la concesión millonaria del contrato de infraestructura cloud para el departamento de defensa, las autoridades estadounidenses optaron por la propuesta de Microsoft.

Pero Amazon no se va a quedar de brazos cruzados. La firma ha decidido emprender un proceso legal para protestar por la adjudicación del contrato. “Muchos aspectos del proceso de evaluación de JEDI contenían claras deficiencias, errores y un sesgo inconfundible y es importante que estos asuntos sean investigados y rectificados”, ha destacado Amazon en un mensaje de correo electrónico que ha enviado a la CNBC.

Es bien sabido que el actual presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, no siente mucha simpatía por Jeff Bezos, CEO de Amazon, y muchos ven aquí el principal motivo para que haya tratado de dinamitar la supuestamente sólida candidatura de esta empresa para obtener el suculento contrato JEDI. El así llamado contrato de Infraestructura para la Defensa Empresarial Conjunta es un acuerdo de 10 años de duración, valorado en hasta 10.000 millones de dólares, con el que se prestarán servicios de infraestructura en la nube para el Departamento de Defensa (DoD) de Estados Unidos.

Más allá del valor económico, esta adjudicación tiene un valor estratégico ya que podría suponer la puerta de entrada a otras administraciones que están valorando seguir la estrategia del Pentágono.

El contrato JEDI es la columna vertebral de la estrategia de la nube para la defensa estadounidense, pero que se contempla la posibilidad de realizar otros contratos de forma puntual o para servicios específicos que queden fuera de lo estipulado en el acuerdo principal.