Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Nueve de cada diez empresas planifican cambios en estrategia de TI

  • Cloud

crecimiento-nube

La irrupción del coronavirus ha supuesto un fuerte impulso para los modelos de consumo de TI, especialmente para cloud, y todo apunta que así seguirá siendo en el futuro, según IDC Research España. Nueve de cada diez empresas planifican cambios en estrategia de TI, pero esto no implica que gasten menos, ya que solo un 28% 28% de las organizaciones en Europa esperan que el gasto en TI sea inferior a lo que tenía previsto.

 

Recomendados: 

WEBINAR >> Vídeo colaboración y reuniones virtuales para una comunicación efectiva Registro 

WEBINAR >> Automatización Inteligente de Procesos para asegurar la continuidad del negocio Registro

La crisis del Covid19 ha supuesto un fuerte impulso para los modelos de consumo TI como servicio, en general, y para cloud, en particular, por su capacidad de pago por uso, escalabilidad, flexibilidad y el reducido time to market, según los datos de IDC Research España en una mesa redonda que ha organizado con Fujitsu. De hecho, tras la pandemia, el 40% del gasto core de IT estará relacionado con cloud en 2022 y que en 2024 el 90% de las grandes compañías habrá adoptado tecnologías y herramientas multicloud o híbridas. Entre medias, la consultora aporta otros datos: en 2023 el mercado global de servicios de infraestructura cloud híbrida alcanzará los 30,8 millones de dólares que crecerá a un ritmo anual del 8%, aunque el segmento que más crecerá seguirá siendo IaaS, el de infraestructura como servicio, a una tasa anual del 36%.

A nivel global, el 34,3% de las empresas tienen una estrategia de cloud para el conjunto de la organización lo que, a juicio de IDC, reduce el riesgo de nubes ad hoc y facilita una mayor disponibilidad y control de sus cargas de trabajo en la nube.

En cuanto al grado de madurez del modelo en España, la mitad de las compañías ya se encuentran en un estado de agilidad automatizada, es decir, dan soporte a la gestión de soluciones híbridas de cloud computing, al tiempo que optimizan los flujos de trabajo, la monitorización y la integración, generando valor para el conjunto de la organización

Cambios en las estrategias tecnológicas
Los expertos españoles de IDC sostienen que más del 90% de las organizaciones planifican cambios en su estrategia de TI a largo plazo. En su opinión, aunque la continuidad de negocio fue la prioridad durante el confinamiento, a partir de ahora la atención estará en el retorno de la inversión. “En la nueva etapa de recesión, las organizaciones apostarán por la resiliencia de negocio y finalmente la vuelta al crecimiento traerá consigo las inversiones dirigidas”, aseguran.

En todo caso, no tiene por qué significar una reducción del gasto destinado a tecnología. Aunque casi ocho de cada diez empresas europeas cuenta con que bajen sus ingresos este año, solo el 28% espera que su partida de tecnología descienda con respecto a la previsión que tenía.