Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Un 43% de los CIO sienten que no se les tiene en cuenta como referente tecnológico

  • Estrategias digitales

Estrategia

La transformación digital es una magnífica oportunidad para los CIO, según un estudio de ICEMD, en el que han colaborado CIONET, itSMF y Penteo. Eso será si sabe evolucionar y gestionar el cambio que se está produciendo en sus empresas y que afecta a las personas y a cómo se maneja las relaciones con ellas. Hoy, más de la mitad de los directores de TI reconocen tensiones con las áreas de negocio.

Unos presupuestos insuficientes, una cultura de silos funcionales y la indefinición de roles en el proceso de transformación, son barreras que están lastrando la transformación digital de la empresa española, según el informe “Una transformación digital incompleta”, de ICEMD.

Este informe, que sostiene que las organizaciones no están siendo capaces de aprovechar el potencial disruptivo de la transformación digital, señala que, pese a ello, la trasformación digital es una magnífica oportunidad para los CIO, pero solo para los que tengan el coraje de aprovecharla.

Los procesos de digitalización se apoyan en la tecnología, pero lo que se transforma es todo lo demás, y en dicho proceso de cambio todo profesional ha de encontrar su nuevo lugar. “Cambia todo su entorno, necesita apoyarse en él para llevarlo a cabo y es, paradójicamente, en este mismo entorno donde cree encontrar las principales resistencias para dicho cambio. Antes de cargar contra el resto de stakeholders, para resolver dicha paradoja y dar más consistencia a su función, el CIO debería empezar por transformarse a sí mismo”, señala el documento.

 

Ayúdanos a conocer cuáles son las tendencias tecnológicas que se impondrán en la empresa el próximo año y más allá, y cómo se está construyendo el futuro digital.

Insiste este trabajo en que el éxito de la transformación digital dependerá más de cómo se haya gestionado a las personas que de la tecnología en sí misma y, en consecuencia, el éxito profesional del CIO estará supeditado a cómo gestione sus relaciones con ellas. Y, en este sentido, el director de TI ha de hacerse cómplice de su CEO y ser consciente de que hay un mundo más allá del departamento de TI con el que cada vez más necesita estar integrado y con el que tiene más cosas en común de las que le separa, aunque un día a día lleno de incidencias con ellos pudiera hacerle creer lo contrario. De hecho, un 52% de los CIO dice que existen tensiones entre TI y el resto de las áreas, y un 43% admite que no se le tiene en cuenta como referente tecnológico ni se respeta su visión.

El informe también recuerda que la transformación digital es un proceso de cambio que afecta a toda la organización y cuyo éxito requiere no sólo de la incorporación de nuevas tecnologías sino de cambios en actitudes y comportamientos al nivel de toda la organización. Los directivos afirman que un 54% de las organizaciones cree que la transformación digital es un cambio profundo que afecta a toda la organización; un 29% piensa que es aprovechar las nuevas tecnologías digitales y el 18% restante una forma de responder a los nuevos hábitos de los consumidores.

“En procesos de cambios fuertes, como es el caso de la transformación digital, son en último término las personas las que marcan el éxito o el fracaso de su implementación. Concretamente, son sus actitudes y comportamientos los que determinarán en el éxito organizativo de un proceso de cambio”, asegura.