Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La digitalización del negocio, clave durante el confinamiento

  • Estrategias digitales

compra comercio online

En la coyuntura actual, el comercio electrónico es la única vía para que muchos negocios, que cerraron sus puertas tras la declaración del estado de alerta, puedan seguir operando y minimizar así el impacto de la crisis. Poder realizar operaciones de ventas online siempre ha sido una buena idea, pero ahora las ventajas son más visibles.

 

Recomendados: 

WEBINAR >> Teletrabajo: productividad, flexibilidad y seguridad a pleno rendimiento Registro 

WEBINAR >> Autenticación y gestión de identidades, el nuevo perímetro de seguridad Registro

Sólo en España, donde la población afronta un mes de encierro, los datos de Nielsen no dejan lugar a dudas: el gran consumo online aumentó un 74% durante la segunda semana frente a la misma semana de 2019 y aceleró en cuatro puntos su ritmo de crecimiento respecto a los siete días anteriores.

El comercio electrónico ha experimentado un fuerte repunte desde que se decretó el estado de alarma, ya que los negocios online pueden seguir operando. Esto, en sí mismo, es ya una buena razón para apostar por tener presencia online, pero para los que siguen siendo reticentes a dar el paso, la startup fintech PaynoPain ha reunido una serie de motivos adicionales que ayudan a disipar dudas. Son los siguientes:

- Alcance global. Abrir el negocio a Internet supone abrirse al mundo. La red es un escaparate al que todo el mundo puede asomarse por lo que, las posibilidades de venta aumentan exponencialmente frente a un negocio con presencia solo en el mundo físico.

- Costes fijos muy bajos. La apertura y el mantenimiento de una tienda física implica unos costes fijos (alquiler, gastos de agua, luz, etc.) muy altos comparados con los de una tienda online. La creación y el mantenimiento de una página de ecommerce, a pesar de disponer de un centro de producción abierto, pueden ser asumidos internamente con formación o externalizados a terceros.

- La presencia online aumenta las ventas físicas. En la actualidad, cada vez es más habitual que los consumidores busquen en Internet antes de adquirir algún producto o servicio en la tienda física. Es lo que se conoce como ROPO (Research Online Purchase Offline). Los motivos son diversos, desde informarse más sobre el producto hasta buscar recomendaciones. En este contexto, tener presencia online permite que más gente de la zona conozca el negocio y empiece a ir.

- Mayor seguridad. Pese que todavía existe un porcentaje residual de internautas que se resiste a comprar por Internet porque creen que es menos seguro, los avances tecnológicos y normativos demuestran que los pagos online son seguros tanto para el vendedor como para el comprador. En este sentido, las pasarelas de pago son un importante aliado para el responsable del negocio y una garantía para el cliente.