Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Tecnologías que saldrán reforzadas de la pandemia

  • Estrategias digitales

Good-Better-Best

Tecnologías como las de automatización, Internet de las Cosas o cloud eran ya tendencias consolidadas antes de la pandemia pero, por su papel durante los últimos meses, han salido reforzadas y parece que van a tener más presencia en las hojas de ruta tecnológicas en los próximos meses. Lo dice Entelgy que suma las herramientas de teletrabajo a las soluciones que seguirán creciendo tras la emergencia sanitaria.

 

Recomendados: 

WEBINAR >> Vídeo colaboración y reuniones virtuales para una comunicación efectiva Registro 

WEBINAR >> Automatización Inteligente de Procesos para asegurar la continuidad del negocio Registro

El equipo de expertos de Entelgy,The BusinessTech Consultancy, ha realizado un análisis de las tecnologías más utilizadas durante la crisis del coronavirus, y cree que reforzarán su papel a medida que la sociedad y las empresas vayan retomando la normalidad.

Automatización: durante el estado de alarma, muchas empresas han tenido que continuar operando únicamente gracias a los canales online y las herramientas, que en algunos casos incluso han experimentado saturación. Para que la actividad no se resintiese, muchas han apostado por reforzar la inversión en la automatización inteligente de tareas más repetitivas. Aunque de momento no todos los procesos pueden ser controlados por la robotización, la mayoría de empresas aprovecharán la experiencia adquirida durante la crisis para lograr incrementar el número de las tareas que, sin riesgos añadidos, puedan ser automatizadas. Algunos ejemplos de la aplicación de esta tecnología pueden verse en los departamentos de gestión documental en el que los RPAs cognitivos están  procesando y extrayendo la información de los documentos de la compañía, el uso de chatbots en atención al cliente o también la automatización de los flujos de trabajo mejorando así la eficiencia de los trabajadores.

- Internet de las Cosas: esta tecnología ha resultado muy útil durante el confinamiento y el trabajo a distancia ya que ha permitido controlar en remoto multitud de dispositivos y también ha facilitado la recopilación de datos, sobre todo sanitarios, en un momento en el que resulta crucial conocer el comportamiento de los individuos y su salud. Un ejemplo concreto de IoT en el ámbito sanitario son los sensores remotos que miden temperaturas, permiten desinfectar/esterilizar, o monitorizar indicadores clínicos. Sin duda, el sector sanitario será uno de los que más experimenten un crecimiento en la adopción de esta tecnología. De hecho, se espera que la industria sanitaria apueste por monitoreo mediante IoT para minimizar las interacciones públicas. Es más, se prevé que los servicios de telemedicina experimenten un crecimiento en el interés público debido a la pandemia. En general, se espera que esta tecnología se dispare en los próximos años y, según estimaciones de abril de 2020, IoT alcanzará los 83.000 millones de conexiones para 2024 lo que supone un crecimiento del 130% en los próximos cuatro años.

- Cloud computing: esta situación ha demostrado el gran valor del cloud computing. Que las compañías puedan acceder a servidores y aplicaciones que utilizan diariamente permite que las oficinas estén en cualquier parte, con independencia de la ubicación y el dispositivo. Ante esta experiencia, muy probablemente veremos un incremento en las migraciones, lo que no solo hará que las empresas estén más preparadas para, por ejemplo, rebrotes del coronavirus, sino que redundará en una mayor productividad y eficiencia de costes. Las compañías que alojan sus servicios en la nube no dependen tanto de una estructura física y les es más fácil instaurar modelos de trabajo más flexibles y en remoto. Precisamente este último será la tónica general en esta “nueva normalidad”.

- Inteligencia artificial y Big Data: se trata de tecnologías que se convertirán en fundamentales para la lucha contra el virus, que precisamente aprovecharán como pocas las virtudes de la potencia “ilimitada” de la computación en la nube. De hecho, científicos de Deep Mind, empresa de Google especializada en inteligencia artificial, descubrieron la estructura en 3D de la proteína del virus gracias a esta tecnología. Además, gracias a la inteligencia artificial se podrá identificar, rastrear y pronosticar posibles brotes. Por otro lado, quizá la aplicación más importantes de estas nuevas soluciones sea su utilización para la búsqueda de la tan ansiada vacuna contra el Covid-19, una labor que se prolongará durante meses.

- Herramientas de trabajo remoto y teletrabajo: las soluciones tecnológicas vinculadas con el teletrabajo han sido de las más utilizadas durante el confinamiento. Desde las aplicaciones que permiten realizar videoconferencias, a la gestión de proyectos en remoto o el aumento de las VPN. Además, también han aumentado las soluciones de trabajo en remoto, que permiten realizar tareas que hasta ahora solo se podían hacer exclusivamente de forma presencial, como el peritaje de seguros, que ahora se puede realizar a distancia con una app y un dispositivo móvil. De hecho, el teleperitaje ha sido una tecnología que ha experimentado un gran auge durante el estado de alarma, concretamente un 300% en España. Teniendo en cuenta el ahorro de costes en espacios de trabajo o en desplazamientos, veremos cómo las compañías tratan de adaptar todo este tipo de soluciones a su día a día tras el “entrenamiento forzoso” que ha supuesto la crisis.