Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Los conocimientos tecnológicos ganan peso en los perfiles directivos

  • Estrategias digitales

directivo empresa

Las empresas conceden cada vez más valor a que las personas en puestos de liderazgo tengan experiencia en el ámbito de la tecnología. La relevancia de la transformación digital para su futuro hace que así lo piensen el 71% de los líderes empresariales de la región de EMEA, un ratio 11 puntos menor que el obtenido en España, donde la media se sitúa en el 82%.

 

Recomendados: 

WEBINAR >> Vídeo colaboración y reuniones virtuales para una comunicación efectiva Registro 

WEBINAR >> Automatización Inteligente de Procesos para asegurar la continuidad del negocio Registro

Los puestos de liderazgo deberían estar ocupados por personas con experiencia en el ámbito de la tecnología, como el desarrollo de aplicaciones o software. Así lo afirman cuatro de cada cinco (82%) líderes empresariales de España, once puntos por encima de la media obtenida en EMEA y el segundo porcentaje más alto después de Rusia.

Son datos de un estudio de Vanson Bourne para VMware, cuyos resultados se han obtenido a partir de una encuesta realizada entre 2.250 personas en EMEA entre marzo y abril. Para los participantes, elevar a los miembros del equipo de tecnología a roles de liderazgo genera un mayor valor para toda la organización. En el caso de España, cuando se les pregunta por las ventajas concretas, el 50% de los directivos encuestados destacan la mejora de la eficiencia en toda la organización, el 58% reconoce un mayor rendimiento empresarial (esto es un 16% más que la media de EMEA), el 48% un mayor potencial de innovación, y un 40% cree que mejora las experiencias de los clientes.

Esto se sitúa en un contexto en el que la transformación digital, la forma en que la tecnología transforma o mejora los modelos de negocio, ha servido para ayudar a los líderes y a sus organizaciones a adaptarse a la dinámica de un mercado en rápida evolución, a los modelos empresariales cambiantes y a la movilización de los empleados. Durante la pandemia, las empresas españolas destacan los beneficios de las aplicaciones modernas, por ejemplo, para mejorar su rendimiento y resiliencia. Un 62% de los encuestados señaló el papel de las aplicaciones para permitir a los empleados trabajar a distancia, y un 45% se refirió a su capacidad para impulsar continuamente las actualizaciones en respuesta al panorama cambiante, así como habilitar un tiempo de actividad fiable.

De hecho, un 76% de los desarrolladores de aplicaciones y líderes tecnológicos de España creen que, sin una modernización satisfactoria de las aplicaciones y su comprensión, las organizaciones no podrán ofrecer la mejor experiencia a sus clientes. La comunidad de directivos mundial se hace eco de ello; más del 80% cree que la mejora de las carteras de aplicaciones mejorará también la experiencia del cliente, lo que está estrechamente ligado al aumento de ingresos, según otro estudio de la firma, encargado a Forrester Consulting.

Los datos de VMware también apuntan a que hay una correlación entre las empresas con un alto rendimiento en la región de EMEA y su tasa de desarrollo de aplicaciones más eficiente y eficaz. En las empresas con un alto rendimiento, dos tercios (66%) de las nuevas aplicaciones llegaron a producción, en comparación con el 41% de las que lo hicieron en organizaciones con un bajo rendimiento. Por otra parte, mientras que el 70% de las aplicaciones llegaron a producción cumpliendo el plazo previsto en organizaciones de alto rendimiento, sólo el 41% lo hizo en organizaciones con un bajo rendimiento.