Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Inteligencia artificial y competencias digitales, claves de competitividad: así están las empresas españolas

  • Estrategias digitales

MS - competencias IA

Las empresas que lideran la adopción de inteligencia artificial y en la formación de sus empleados están mejor preparadas para adaptarse a la crisis, según un informe de Microsoft. Las empresas ven un vínculo claro entre el nivel de madurez en el uso de esta tecnología y el valor aportan a su estrategia de negocio.

Recomendados: 

Inteligencia Artificial, ¿cómo lo aplico en mi empresa? Webinar

Los desastres ocurren... ¿tienes un plan de continuidad de negocio? Webinar 

La clave de la competitividad reside en la implantación de tecnologías de Inteligencia Artificial (IA) y en la apuesta por la capacitación del capital humano para sacarle mayor partido, según concluye un informe de Microsoft realizado a partir de una encuesta realizada entre el 12 y 30 de marzo, en pleno confinamiento por la pandemia.

Las respuestas apuntan a que el 37% de las compañías españolas ya se encuentra en fase de exploración de procesos y tecnologías de IA y un 28% está en una etapa más madura, que las posiciona como líderes en adopción de esta tecnología.

Los profesionales encuestados ven un vínculo claro entre el nivel de madurez en el uso de esta tecnología y el valor que aportan a su estrategia de negocio. Así, el 95% de las empresas líderes en innovación afirman obtener valor de la IA, en comparación con el 73% de las empresas que están en una etapa exploratoria.

En cuanto a la capacitación del personal, los datos señalan que uno de cada cuatro trabajadores de empresas en España utiliza habitualmente sistemas de inteligencia artificial y posee conocimientos sobre estas tecnologías. Esta cifra se incrementa hasta el 40% (16 puntos más) en el caso de las organizaciones que lideran el despliegue de este tipo de soluciones. Son precisamente estas últimas las que se encuentran en mejor posición para llevar a cabo una transformación y adaptarse a situaciones de crisis, como la que nos plantea el coronavirus. “Este hecho no se debe simplemente a la inversión tecnológica que realizan estas organizaciones, sino que el estudio demuestra que la madurez en la implantación de tecnología de IA, además de aportar más valor a las estrategias de negocio, va directamente ligada a un mayor esfuerzo por mejorar el ingenio humano (la capacitación y formación de sus empleados- y a la creación de una cultura positiva orientada a la innovación). Esto se traduce en profesionales más motivados y una mayor capacidad de adaptación en situación de crisis”, sostiene el documento, disponible en este vínculo para descarga

El 57% de las empresas más avanzadas en el uso de la IA tienen en marcha programas de especialización para sus empleados (9 puntos por encima de la media) y el 40% está en fase de planificación de este tipo de actividades formativas. De hecho, un 62% de estas organizaciones tiene previsto incrementar su inversión en formación en Inteligencia Artificial durante el próximo año. Además, un 71% de los empleados de estas organizaciones líderes en su utilización participan actualmente en programas de reciclaje con el fin de adquirir conocimientos sobre estas tecnologías, 20 puntos por encima de la media de las organizaciones españolas.

Dividendo de innovación
De acuerdo con el estudio, las organizaciones avanzadas en este campo han dedicado muchos más recursos y herramientas que otras para mejorar las competencias digitales, técnicas y de resolución de problemas de sus empleados. Por lo tanto, cuentan con un “dividendo de innovación” que les posiciona mejor para competir en el mercado actual y hacer frente a los requisitos de los clientes en este nuevo paradigma.

Así un 66% de los empleados de estas compañías asegura que su organización está haciendo todo lo posible por prepararles y formarles adecuadamente para sacar provecho de la IA (26 puntos por encima de la media) y un poco más de la mitad (un 52%) asegura que si sus empresas no invierten en ellos, estarían dispuestos a buscar otro puesto de trabajo. Y es que las conclusiones del estudio nos muestran que el aumento de los niveles de competencia de los empleados da lugar a una plantilla más motivada y comprometida, lo que fomenta una cultura más dinámica e innovadora que impulsan más valor y mejoran los productos y servicios de la compañía.

El 57% de los empleados de estas organizaciones se considera un trabajador mejorado -augmented worker- y este porcentaje sube a un 93% entre los directivos de este tipo de organizaciones. En el caso de las compañías que se encuentran en fase intermedia de adopción, los porcentajes son de un 32% y un 69%, respectivamente.

Además, el 96% de los trabajadores en las empresas líderes en el despliegue de estas soluciones está altamente motivado para adquirir más competencias ligadas a la inteligencia artificial, y resulta interesante comprobar cómo quieren reinvertir el tiempo que les deja libre el uso de la inteligencia artificial en desarrollar sus habilidades y contribuir en mayor medida al negocio. En este sentido, el estudio destaca que un 50% lo reinvertiría en aprender; un 33% en innovar; un 31% en tareas de planificación, y un 29%, en colaborar para mejorar los resultados de negocio.

Demanda de profesionales
Las empresas consultadas consideran que la demanda de profesionales especializados en IA seguirá creciendo en los próximos años y que, para 2025, el 61% de los trabajadores deberá tener conocimientos de estas tecnologías.

De hecho, en el caso de España, el 54% de las organizaciones avanzadas en su adopción está reclutando activamente profesionales con conocimientos en Inteligencia Artificial y un 36% de los directivos consultados cree que las personas con conocimientos la tecnología pueden optar a salarios más altos y acceder con facilidad a mejores puestos. Además, el 49% de los empleados de estas organizaciones cree que un mayor conocimiento de tecnologías de IA, le permitirá obtener trabajos más relevantes, y un 41% opina que éstos podrán ser más interesantes.

El estudio ha identificado que los conocimientos que serán más necesarios en los próximos cinco años estarán relacionados con analítica de datos, desarrollo de software y programación y diseño de tecnología avanzada.