Las diez predicciones de Gartner para una "década de innovación radical"

  • Estrategias digitales

2021

La informática que hoy conocemos está llegando a sus límites y se convertirá en un muro que impide que se cubran las necesidades de innovación digital. Partiendo de esta premisa, Gartner ha preparado diez predicciones que exploran el papel de la tecnología para dar respuestas a un mundo de incertidumbre.

Recomendados: 

El dato: piedra angular de una experiencia customer-centric Webinar

Poniendo al ciudadano en el centro de las ciudades inteligentes Leer 

Empezando ya en 2021, los CIO deben prepararse para “una década de innovación radical”, en las que las tecnologías van a tener tres puntos en común: promoverán una mayor innovación y eficiencia en la empresa; son más eficaces que las soluciones que van a reemplazar, y tendrán un impacto transformador en la sociedad.

Así lo creen los analistas de Gartner que acaban de presentar sus diez predicciones estratégicas para los próximos años.

Para 2024, el 25% de los CIO de las grandes empresas tradicionales serán responsables de los resultados operativos del negocio digital, convirtiéndose efectivamente en "COO por poder".

Reiteradamente se les ha pedido a los CIOs una evolución para acompañar a las empresas en sus objetivos de negocio y, sin duda, se ha avanzado mucho en este ámbito. Sin embargo, los próximos tres años van a ser decisivos porque, para 2024, uno de cada cuatro directivos de TI de grandes empresas tradicionales será responsable de los resultados que se obtengan de las operaciones de negocio digital.

Por tanto, ateniéndonos a esta primera predicción de Gartner, estaremos ante un perfil que combina también las atribuciones de un jefe de operaciones, que tiene la visión de la tecnología y los objetivos empresariales, que dependen cada vez más del rendimiento de la parte digital. ¿El resultado? Un CIO que está más cerca de las unidades de negocio y de la alta dirección.

La segunda es que, en 2025, se grabarán y analizarán el 75% de las conversaciones que se produzcan en el lugar de trabajo, lo que permitirá descubrir tanto los valores como riesgos añadidos para la organización. Lo estamos viendo ya: las conversaciones están pasado de ser cara a cara a producirse a través de reuniones cloud, plataformas de mensajería y asistentes virtuales. Estas soluciones permiten la grabación, nos guste o no, y también el análisis.

En este punto, Garner dice que ayudará a las organizaciones a cumplir con las actuales normativas, pero también a predecir comportamientos y desempeño a futuro, y también advierte que las consideraciones éticas van a ser críticas para poner en primer plano el derecho a la privacidad.

Según Gartner en su tercera predicción, en el año 2025, las tecnologías informáticas tradicionales chocarán contra “un muro digital” que forzará el cambio hacia nuevos paradigmas, como la informática neuromórfica. Los CIO y los ejecutivos de TI, según la consultora, no podrán llevar a cabo las iniciativas digitales críticas ya que las nuevas tecnologías, como la inteligencia artificial, exigen una sustancial potencia informática. Por tanto, habrá que ir hacia arquitecturas informáticas avanzadas.

La cuarta es que en 2024, el 30% de las empresas digitales exigirán pruebas de almacenamiento basado en ADN, lo que supondrá el crecimiento exponencial de los datos que superarán la tecnología de almacenamiento existente.

La firma lo explica de manera muy técnica, pero básicamente se resume en que, dado el crecimiento actual de los datos, habrá que buscar nuevas fórmulas de almacenar la información que mejoren la densidad. La forma será introduciendo los datos en estructura de ADN sintético, que es más resistente y permite almacenar mucho más conocimiento y tiene capacidad de localizar errores y autorrepararlos, lo que asegura una longevidad que los mecanismo de almacenamiento tradicional no siempre tienen.

Para 2025, el 40% de las compañías que hoy basan sus propuestas en experiencias físicas mejorarán los resultados financieros y superarán a sus competidores mediante experiencias virtuales de pago.

La capacidad cada vez mayor de Internet de las Cosas, los gemelos digitales y la realidad virtual y aumentada está haciendo que las experiencias inmersivas sean más atractivas y asequibles para más consumidores. Esta tendencia, según Gartner, se ha acelerado a medida que los efectos sociales de la pandemia han alterado las actitudes de las personas hacia la interacción a distancia y virtual.

En 2025, los clientes serán los primeros humanos en tocar más del 20% de los productos que se fabrican o se producen en el mundo.

La tecnología está permitiendo automatizar gran parte de las tareas que hace un humano, y esta es una tendencia que se está acelerando con la pandemia. Para Gartner, se abren nuevas oportunidades para repensar el diseño de los productos, los materiales que se usan, los recursos, etc. Con una mayor automatización, que se está convirtiendo en algo imperativo, los clientes serán en muchas ocasiones los primeros en tocar un producto manufacturado o agrícola.

También en 2025, los clientes pagarán a un experto en servicio al cliente independiente para resolver el 75% de sus necesidades en este ámbito.

Los métodos actuales de servicio al cliente crean cuellos de botella y la experiencia no es siempre satisfactoria. En cambio, a juicio de la firma, resolver los problemas fuera de los canales oficiales de una compañía es a menudo efectivo. Por tanto, será cada vez más habitual que, en lugar de contactar directamente con la empresa, los clientes conecten con profesionales autónomos que sean expertos en la tecnología de la que necesiten asistencia.

El consejo de Gartner para los CIO es que se asocien con estos profesionales desde el principio para reducir los riesgos de monetización, marca y experiencia del cliente que se puedan generar.

La siguiente predicción es que, en 2024, el 30% de las principales organizaciones utilizarán una nueva métrica,  la “voz de la sociedad”, para actuar sobre los problemas sociales y evaluar el impacto que pueden tener en su rendimiento empresarial.

Las empresas van a necesitar reaccionar rápido a los cambios que se producen y esta nueva métrica, según Gartner, servirá para detectarlos y poder dar respuesta a los problemas de las personas y las comunidades.

Gartner también pronostica que, en 2023, las grandes organizaciones aumentarán la retención de empleados en más de un 20% mediante la reutilización del espacio de oficinas como instalaciones educativas y de cuidado infantil.

Cada vez más trabajadores se sienten atraídos por incentivos que van más allá del salario como, por ejemplo, servicios de valor añadido como, por ejemplo, dedicar espacios no utilizados para iniciativas de educación o cuidado de niños. Gartner cree que esto será una demanda que se empezará a ver ya en 2021 como efecto del coronavirus, ya que habrá centros educativos que cierren.

Por último, la firma de análisis dice que en 2024 será prioritario para el 30% las empresas el uso de servicios de moderación de contenido para comprender la procedencia de los comentarios de los usuarios en diferentes plataformas y redes sociales. Será fundamental articular medidas de control del contenido y aplicar políticas pero ofreciendo un entorno seguro y que no sea interpretado por usuario como censura.