Estas son las tendencias en las que se deben centrar los departamentos de Finanzas

  • Estrategias digitales

servicios financieros

Gartner ha identificado dos tendencias que van a ser estratégicas para que los departamentos financieros puedan adaptarse a las cambios empresariales constantes. Por un lado, la hiperautomatización, más allá de la automatización de procesos mediante la robótica, y los sistemas de gestión financiera 'componibles', que define como una arquitectura en la que se pueden componer y recomponer las aplicaciones, que deben ser muy modulares, para cubrir los nuevos requerimientos.

Recomendados: 

Atención pública al ciudadano: hacia una relación de 360 grados Evento

Identificación de ataques web Leer

Hace tiempo que las áreas de Finanzas iniciaron su transformación digital y ahora deben continuar sus esfuerzos. Así lo ve Gartner, que identifica dos tendencias que no deben pasar desapercibidas para los directores financieros (CFOs) porque tendrán un profundo impacto en las operaciones de sus departamentos: son la hiperautomatización y el negocio inteligente componible.

En opinión de Alejandra Lozada, directora senior de investigación en la práctica de finanzas en Gartner, “estas tendencias reflejan la necesidad de que los líderes financieros se ajusten rápida y eficientemente a las condiciones comerciales que cambian rápidamente. La hiperautomatización enfatiza la importancia de pasar de los costosos procesos manuales a los procesos automatizados, que se pueden ajustar más fácilmente a las condiciones comerciales cambiantes. De manera similar, las empresas integrables inteligentes resaltan la necesidad de que los líderes financieros creen sistemas y capacidades flexibles que se puedan ajustar según sea necesario”.

Hiperautomatización
Las previsiones de Gartner son que para el año 2024 las organizaciones lograrán reducir los costos operativos en hasta un 30% gracias a la combinación de tecnologías de hiperautomatización con unos procesos operativos rediseñados. Hasta ahora los directores financieros han basado su estrategia de automatización casi exclusivamente el uso de automatización robótica de procesos, pero comienzan a darse cuenta de que los sistemas RPA no se pueden escalar para abarcar una proporción mayor de las operaciones financieras.

Lozada comenta que “los directores financieros deben comprender que la RPA es solo una parte de la caja de herramientas de hiperautomatización, que también incluye inteligencia artificial (IA), aprendizaje automático (ML), arquitectura de software impulsada por eventos y suites de gestión de procesos empresariales inteligentes (iBPMS), entre otras herramientas”.

Por ello, recomienda dar prioridad a la inversión en automatización financiera a través de una hoja de ruta iterativa de varios años, que permita adoptar estas otras tecnologías de forma más amplia, sentando las bases de la hiperautomatización. Esto debería abarcar varias líneas de acción que tienen que desarrollarse de forma paralela y alineada. Además, aconseja desarrollar un enfoque dirigido por el negocio hacia la adopción de la automatización, que se centre en mejoras cuantificables de los resultados comerciales, y no meramente en objetivos de automatización, como está sucediendo actualmente en la mayoría de los casos.

Negocio inteligente componible
Las últimas previsiones de Gartner indican que para el año 2024 el 50% de los líderes de aplicaciones financieras adoptarán un enfoque de sistema de gestión financiera componible para la selección de su solución. Lo definen como “una arquitectura componible en la que se pueden componer y recomponer aplicaciones altamente modulares” ofreciendo capacidades y resultados que siguen el ritmo de cambio empresarial”.

Según Lozada, “las soluciones del sistema de gestión financiera (FMS) que abarcan la gestión financiera central de la nube, la planificación y el análisis financieros y los procesos de cierre financiero deberían volverse componibles”. Gracias a ello el personal de finanzas que realmente utiliza estas soluciones será quien los adquiera, ensamble, componga y configure, según sus preferencias personales, lo que mejorará los resultados gracias al conocimiento de las operaciones en cada caso.

Adoptando este enfoque hacia un negocio inteligente componible los directores financieros obtendrán una arquitectura de gestión financiera altamente modular, y los trabajadores del departamento podrán reconfigurarla rápidamente para adaptarse a las condiciones cambiantes del negocio, siendo más ágiles y efectivos en su trabajo.

Para acelerar la implementación, operación y gestión de sistemas de gestión financiera componibles Gartner recomienda a los CFO que se centren en el desarrollo de competencias financieras relevantes, como la alfabetización de datos, lo que facilitará la integración de datos provenientes de una gama más amplia de fuentes.